Colombia analiza posibles contactos de español con v…
Suspenden desfile por el Bicentenario en Quito
Migrante ecuatoriano resulta herido en choque de cam…
El euro sube al máximo desde abril por declaración d…
Boric y activistas proaborto en Colombia, entre 100 …
El emperador Naruhito de Japón recibe a Biden durant…
El auge del agro se estancó por la crisis del Gobier…
Larga travesía para ir al aula compartida

Jesús del Gran Poder llenó de fe las calles de Guayaquil

La edición 39 de la procesión Jesús del Gran Poder recorrió varias calles del centro de Guayaquil la tarde de este domingo. Foto: Arquidiócesis de Guayaquil (Czestochowa).

Caminaron por las calles del centro con rosarios, velas encendidas, ramos, crucifijos y mascarillas. La fe volvió a unir a decenas de personas en la procesión de Jesús del Gran Poder en Guayaquil. La pandemia de covid-19 frenó el recorrido durante dos años, pero la tarde de este 10 de abril de 2022 los fieles expresaron nuevamente su devoción durante el Domingo de Ramos.

La peregrinación comenzó a las 15:00, cuando la imagen de Cristo envuelto en su túnica marrón oscura atravesó el pórtico de la iglesia San Francisco sobre los hombros de un grupo de feligreses. Una lluvia de pétalos avivó los aplausos de los devotos que aguardaban ansiosos.

Ese fue el punto de partida para luego tomar la avenida 9 de Octubre. Desde ahí siguieron por las calles Baquerizo Moreno, Mendiburo, Lorenzo de Garaycoa, 10 de Agosto, Chimborazo, para luego retornar a la plaza Vicente Rocafuerte, donde se realiza una misa campal desde las 18:00.

Después de dos años de restricciones por la pandemia de covid-19, los fieles católicos participaron en el recorrido de las 15 estaciones rumbo al calvario. La ruta terminó con una misa campal en la Plaza San Francisco. Foto: Empresa Municipal de Turismo de Guayaquil
Después de dos años de restricciones por la pandemia los fieles católicos participaron en el recorrido de las 15 estaciones rumbo al calvario. Foto: Empresa Municipal de Turismo de Guayaquil

Un viacrucis con verónicas y representaciones religiosas

Las mantillas y los trajes con encajes violáceos de las verónicas encabezaron el recorrido por cada una de las 15 estaciones rumbo al calvario. En cada parada resonaron los cánticos; el susurro de los avemarías se proyectaba con fuerza por las veredas.

El trayecto cobró vida en la piel de un grupo de actores de la parroquia Nuestra Señora de Fátima. Ellos realizaron la representación religiosa de un Cristo sufriente, agobiado por el látigo de los solados y consolado por el llanto de mujeres vestidas con túnicas de luto.   

Una de las esquinas de la calle Lorenzo de Garaycoa, frente al Mercado Central, se convirtió en el Gólgota. Allí se elevó a Jesús en la cruz de madera, arrimada a uno de los portales. Ese fue uno de los puntos más emotivos de la procesión de Jesús del Gran Poder, que se toma las calles céntricas de Guayaquil desde 1983.

“Durante dos años de pandemia hemos vivido en incertidumbre y situaciones dolorosas. Pero hoy el Señor nos tiene aquí y debemos alzar ese grito de fe”, dijo el padre Francisco Mesa, rector de la Iglesia Nuestra Señora de los Ángeles, durante una transmisión en vivo de la radio La voz de María que se escuchó durante toda la peregrinación.

La congregación de Nuestra Señora de Czestochowa recorrió varias calles cercanas como un recordatorio de la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén. Foto: Empresa Municipal de Turismo de Guayaquil 

La bendición de los ramos llenó las iglesias

El Domingo de Ramos abre la conmemoración de la Semana Santa. Por eso desde temprano los templos se llenaron de fieles que buscaban la bendición de sus ramos, acompañados por las medidas de bioseguridad.

La Catedral Metropolitana de San Pedro fue una de las más visitadas. En esta iglesia emblemática hubo misas desde las 07:00 hasta las 18:00.

Otras congregaciones recorrieron los alrededores de los templos antes de la eucaristía. Los fieles de la iglesia Nuestra Señora de Czestochowa, en el norte de la ciudad, agitaron sus ramos por las calles antes de que sean bendecidos. Lo hicieron como una representación de la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén antes de su crucifixión.

A lo largo de esta semana, los feligreses avivarán su fe en varias actividades que se retoman luego de la emergencia sanitaria por el covid-19. El viernes se realizará la tradicional procesión de Cristo del Consuelo, a la que se espera asistan cerca de 500 000 personas.