Conferencia Episcopal destacó el 'compromiso por lle…
La avenida 10 de Agosto es cuna de comerciantes
Las cartas delatoras sobre la causa del Primer Grito…
Juez que concedió hábeas corpus a Jorge Glas y Danie…
Precio del kilovatio, requisitos: Pasos para solicit…
Vehículos retenidos por la AMT son abandonados en pa…
Para fin de año, los monigotes subirán de precio
Volcamiento en la vía Loja-Zamora dejó al menos 13 heridos

El número de fiestas clandestinas y escándalos creció en Imbabura en los primeros 25 días de marzo y abril del 2021

El pasado sábado 24 de abril del 2021, unas 50 personas se reunieron para observar un partido de ecuavóley, en González Suárez, en Otavalo. Foto: cortesía

El pasado sábado 24 de abril del 2021, unas 50 personas se reunieron para observar un partido de ecuavóley, en González Suárez, en Otavalo. Foto: cortesía

El pasado sábado 24 de abril del 2021, unas 50 personas se reunieron para observar un partido de ecuavóley, en González Suárez, en Otavalo. Foto: cortesía

A pesar del llamado de las autoridades a la ciudadanía para que eviten realizar reuniones para reducir el índice de contagios del covid-19, la indisciplina continúa en ascenso en la provincia de Imbabura, ubicada en el norte de Ecuador.

Según las estadísticas del ECU 911, de Ibarra, mientras en los primeros 25 días de marzo del 2021 se realizaron 91 fiestas clandestinas, entre el 1 y 25 de abril fueron 132.

Igualmente. se incrementó el número de personas sorprendidas bebiendo licor en los espacios públicos, a pesar de la restricción. Entre el 1 y 25 de marzo, las autoridades sorprendieron a 1 410 libadores. En los 25 primeros días de abril la cifra alcanzó 1 546.

Respecto a escándalos púbicos igualmente la cifra pasó de 371 a 384.

La gobernadora de Imbabura, Gabriela Jaramillo, solicitó la colaboración de la gente. La cifra de personas contagiadas de covid-19 hasta hoy, 28 de abril del 2021, es de 11 384, mientras que las que han perdido la vida suman 327.

La mayoría de los inconvenientes se han registrado los fines de semana en los cantones Otavalo y Cotacachi. Ni siquiera el toque de queda que está en vigencia desde las 20:00 del viernes hasta las 05:00 del lunes evitó que haya actos de indisciplina ciudadana.

Durante esos días de restricción, los funcionarios de la Gobernación de Imbabura, acompañados de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, atendieron 36 operativos en la provincia. Hubo fiestas clandestinas, encuentros deportivos y hasta la reunión de vecinos de dos comunidades. Todos fueron suspendidos por infringir el estado de excepción.

Uno de los actos de indisciplina se realizó en la comunidad de Carabuela. Era una fiesta por un matrimonio al que asistieron más de 100 personas, el sábado 24 de abril pasado.

Ese fue uno de los motivos para que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Imbabura solicite a la Coordinación Zonal 1 de la Dirección General de Registro Civil, que se suspenda el servicio de matrimonios en sus dependencias o fuera de ellas.

También están suspendidos los matrimonios eclesiásticos, así como los bautismos y las misas presenciales. Ese fue otro de los pedidos que realizó el COE de Imbabura a la Diócesis de Ibarra.