29 de noviembre de 2018 00:00

Ecuador respaldará posible recorte de crudo en próxima reunión de la OPEP

En el 2019, el Gobierno ecuatoriano tiene previsto perforar 225 pozos nuevos en los campos. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

En el 2019, el Gobierno ecuatoriano tiene previsto perforar 225 pozos nuevos en los campos. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 6
Mayra Pacheco

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), prevista para el 6 y 7 de diciembre en Viena, Austria, será decisiva para el precio del petróleo y, por ende, para las finanzas públicas de países dependientes del crudo como Ecuador.

La última decisión acordada por esta organización a mediados de este año fue elevar la producción de crudo en un millón de barriles diarios para estabilizar el mercado petrolero. Fue una estrategia diferente a la aprobada a fines del 2016, cuando se resolvió sacar del mercado 1,8 millones de barriles de crudo para impulsar la mejora de los precios.

En junio pasado, el precio promedio del petróleo West Texas Intermediate (WTI), que sirve como referencia para Ecuador, se ubicó en USD 67,70, y en octubre alcanzó un pico de USD 71,70 por barril, según cifras del Sistema Nacional de Información (SNI).

Sin embargo, desde inicios de este mes el precio ha venido cayendo. Ayer, por ejemplo, el barril de petróleo WTI cerró en USD 50,29, tras conocerse que las reservas de petróleo en Estados Unidos aumentaron en 3,6 millones de barriles -por encima de lo previsto-, hasta los 450,1 millones, según la agencia EFE. Los analistas habían calculado que el ascenso sería de un millón.

Se trata del décimo incremento semanal consecutivo, atribuido a la reciente subida de la producción doméstica hasta un récord de 11,7 millones de barriles diarios.

La caída no fue mayor porque también hubo factores que impulsaron el precio, por ejemplo, la perspectiva de que Arabia Saudí defienda un posible recorte de la producción conjunta de la OPEP en la próxima reunión del grupo.

Esto ha incidido en el precio del crudo ecuatoriano. Con datos proyectados del Servicio Nacional de Información, el petróleo local cerraría este mes en un promedio de USD 56,5, lo que convertiría a noviembre en el peor del año para el crudo local (ver gráfico).

El precio actual del crudo WTI se encuentra por debajo de los USD 58,29 por barril que planteó el Gobierno de Ecuador en la Pro forma del 2019, que analizará hoy el Pleno de la Asamblea Nacional.

Por esto, el Gobierno apoyará un nuevo recorte de la producción de petróleo en la próxima reunión de la OPEP.

Carlos Pérez, ministro de Energía y Recursos Naturales no Renovables, viajará a Viena el próximo 4 de diciembre. Dijo que en ese encuentro prevé respaldar la tesis de regresar a la producción que se tenía antes, es decir, a la que implicaba sacar del mercado 1,8 millones de barriles de crudo por día.

Esto permitiría, según el Ministro, tener un impacto positivo en el precio del WTI y, con ello, en el crudo nacional.

El Gobierno espera que el precio del barril de petróleo oscile entre los USD 60 y 70 el próximo año. Con respecto a la producción, en el 2019 está planificado producir 560 000 barriles diarios, lo que significa 20 000 barriles más con relación a la meta prevista para este año.

El ministro Pérez incluso habló de solicitar, en caso de que sea necesario, una autorización a la OPEP para aumentar la producción nacional. Sin embargo, durante este 2018 Ecuador no ha logrado incrementar su producción.

En promedio, entre enero y septiembre de este año se produjeron 518 000 barriles de crudo al día; es decir, unos 17 000 barriles diarios menos que en iguales meses del año pasado, según cifras del Banco Central del Ecuador. Actualmente el país extrae 516 253 barriles, según el reporte de ayer de la Agencia de Control Hidrocarburífero (ARCH). Esta cifra está por debajo de la propia cuota fijada inicialmente por la OPEP para el país, que es 522 000 barriles por día.

La caída de los precios de crudo, entre otros factores, ha impactado en el riesgo país de Ecuador, que el martes cerró en 817 puntos, la más alta del año, según el Banco Central.

Este indicador mide la capacidad de una nación para hacer frente a sus compromisos de deuda y, en el caso de Ecuador, está relacionado de forma directa con el comportamiento del mercado petrolero, debido a la dependencia de la economía con este producto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)