25 de octubre de 2018 17:51

Ecuador advirtió a Assange, en agosto, que si permanecía en la embajada sería bajo un protocolo de convivencia

La audiencia por acción de protección de Julian Assange en contra del Ecuador se suspendió este 25 de octubre del 2018. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

La audiencia por acción de protección de Julian Assange en contra del Ecuador se suspendió este 25 de octubre del 2018. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 70
Mario Alexis González

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Tras la suspensión de la audiencia de la acción de protección que la defensa  de Julian Assange interpuso contra Ecuador, Íñigo Salvador, procurador general, indicó que es falso lo dicho hoy, jueves 25 de octubre del 2018, por los abogados en la instalación de la audiencia sobre que el 'hacker' tenía restricciones de visitas y comunicaciones por lo que no ha podido hablar con sus representantes legales.

Salvador indicó que solo entre julio y octubre de este año, Assange -que está asilado en la embajada de Ecuador en Londres desde el 2012- ha recibido 62 visitas, incluidas las de sus abogados. Por esto es que el Procurador de opuso a que antes de que empiece la audiencia, Assange pueda comunicarse a solas con su abogado en Ecuador, Carlos Poveda.

También informó que el 19 de octubre pasado, Assange se negó a recibir la clave de WiFi de la embajada.

Además, el abogado del Estado ecuatoriano dijo estar confiado que durante el proceso se podrá demostrar que los derechos de Julian Assange no han sido vulnerado nunca. Tampoco desde la entrada en vigencia de un protocolo que empezó en octubre.

También aclaró que la ejecución de ese documento no fue de improviso. Sino que en agosto, la Cancillería envió una comunicación a Baltazar Garzón, procurador jurídico de Assange, en la que se le decía que dado que el asilo ha durado más de lo que estaba previsto y que no hay visos de que termine se le daba a escoger entre dos opciones.

La primera era que salga de la embajada y se entregue a la justicia británica bajo las garantías de que no podría ser detenido por más de seis meses, ya que solo es requerido por violar una presentación ante un juez. Y que no será extraditado a ningún país, incluyendo a Estados Unidos, lo que es temido por Assange y sus abogados.

La segunda opción, en cambio, era que permanezca en la embajada pero que se someta a un protocolo de convivencia que norma su higiene, comunicaciones y visitas. Y que al no haber abandonado la embajada, se entendió que aceptaba esa opción y se emitió el protocolo, que ha sido el origen de la acción de protección solicitada por Assange.

La jueza Karina Martínez suspendió la audiencia por fallas técnicas y de traducción para la comunicación con Assange. Salvador espera que esta se retome la próxima semana luego de que la jueza consiga un nuevo perito intérprete.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (2)