Transportistas escolares realizaron una caravana pac…
Juez dispone ‘inmediata localización y captura…
Mujer recupera su teléfono móvil 77 días después de …
Asambleístas se posesionan oficialmente este viernes…
OMS pide generalizar a menos de 30 km/h la velocidad…
¿OMS apoya dejar las mascarillas por el avance de la…
OMS pide a los países más ricos que donen dosis en v…
La Agencia Metropolitana de Tránsito y la Policía m…

Los Dhruv fueron parte de la “repotenciación de la FAE”

El helicóptero Dhruv FAE 605 En un desfile militar en la Base Aérea Mariscal Sucre, en el 2009. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El helicóptero Dhruv FAE 605 En un desfile militar en la Base Aérea Mariscal Sucre, en el 2009. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El helicóptero Dhruv FAE 605 En un desfile militar en la Base Aérea Mariscal Sucre, en el 2009. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Los helicópteros Dhruv llegaron a la FAE dentro de un proceso de “repotenciación”. En la página oficial de esta fuerza militar, esas aeronaves aparecen en una lista junto a los Súper Tucano y Cheetah.

Así presentaba la FAE a la flota de Dhruv que fueron adquiridos a la empresa India HAL: “El 21 de marzo del 2009 se comienza a escribir una nueva historia en el Ala de Combate No. 22 y para la Fuerza Aérea, con la llegada de los primeros cinco helicópteros Dhruv adquiridos a la empresa Hindustan Aeronautics Limited (HAL)”.

Luego se detalló que el Dhruv “es un helicóptero multirol con capacidad de carga de 4 a 5 toneladas con configuración militar y civil, está destinado al rescate en combate, recuperación de tripulaciones, vigilancia aérea, transporte logístico, etc.”.

En ese historial de la FAE se dice que el “nuevo helicóptero se convierte así en la punta de lanza del rescate de combate y apoyo durante desastres naturales en nuestro territorio, haciendo que nuestro lema se mantenga en la mente y los corazones de todo el Ecuador: Para que otros puedan vivir”.

Ahora, de los siete helicópteros, cuatro sufrieron accidentes y cuatro están parados; la Comisión legislativa de Soberanía será encargada de investigar exactamente qué ocurrió.