3 de septiembre de 2020 23:50

Contrato para cabildeo en EE.UU. levanta controversia en Bolivia

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, habla junto al candidato presidencial boliviano para el partido Movimiento por el Socialismo, Luis Arce, durante una reunión privada con miembros de su partido.

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, acusado de abuso sexual a menores, exige una investigación al Gobierno de Bolivia que contrató a una firma estadounidense para hacer cabildeo ante el Congreso y la Casa Blanca.Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 7
Sorprendido 27
Contento 1
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El gobierno transitorio de Bolivia admitió este jueves 3 de septiembre de 2020 que había contratado a una firma estadounidense para hacer cabildeo ante el Congreso y la Casa Blanca, lo que llevó al expresidente Evo Morales -ahora investigado por abuso sexual a menores- a exigir una investigación.

“La empresa CLS Strategies fue contactada en diciembre de 2019 para realizar una tarea de cabildeo en busca de respaldo a la democracia boliviana, tras el fraude electoral del 20 de octubre de 2019”, que condujo a la renuncia de Morales, señaló el Ministerio de la Presidencia en un comunicado.

Afirmó que la firma “logró contactos entre autoridades del Gobierno boliviano y funcionarios del ejecutivo y legislativo de Estados Unidos”, pero Morales criticó que la presidenta interina Jeanine Áñez gastara dinero público en ello.

El gobierno derechista admitió haber contratado a la firma estadounidense después de que la información fuera publicada por medios bolivianos, pero aseguró que no le había pagado “por sus servicios debido a las restricciones legales vigentes”, sin dar detalles.

Además, aseguró que “el Gobierno no contrató a esta empresa para ningún otro servicio o actividad” que las tareas de cabildeo ante el Gobierno de Donald Trump y legisladores estadounidenses.

Sin embargo, Morales dijo en Twitter desde su exilio en Buenos Aires que “millones de dólares de dineros públicos fueron invertidos para difundir Fake News y mentiras, lo cual obliga al Ministerio Público a investigar”.

El expresidente izquierdista (2006-2019) afirmó además que “Facebook eliminó red de páginas de desinformación que trabajaba para el gobierno de facto de Bolivia” y llamó a sus compatriotas a estar alerta”.

La controversia surge en medio de la campaña de las elecciones presidenciales y legislativas bolivianas del 18 de octubre, en la que el delfín de Morales, Luis Arce, y el exmandatario centrista Carlos Mesa lideran la intención de voto. En tercer lugar figura la presidenta Áñez.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)