15 de marzo de 2018 12:57

El Quintiliano Sánchez celebró sus 69 años con una feria de nutrición

Para este año la feria escogió al maíz como alimento base. Los padres de familia prepararon una variedad de platos para los estudiantes. Foto: Andrés García  / EL COMERCIO

Para este año la feria escogió al maíz como alimento base. Los padres de familia prepararon una variedad de platos para los estudiantes. Foto: Andrés García / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Andrés García

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El patio de la Unidad Educativa Quintiliano Sánchez, ubicada en el norte de Quito, se convirtió en una suerte de salón de bufé, este jueves, 15 de marzo del 2018. Como parte de la conmemoración de los 69 años de vida institucional, durante la mañana se realizó la décima feria de Nutrición Saludable.

Los padres de familia de cada uno de los 16 paralelos, prepararon alimentos nutritivos para que los 587 estudiantes puedan degustarlos.

Lucitania Benítez, directora encargada de la institución, señaló que para este año se eligió al maíz como ingrediente principal de los platillos. Se trata de un alimento rico en antioxidantes y fibra.

El objetivo de la feria es que los padres, docentes y estudiantes conozcan la importancia de una alimentación balanceada. Además se prepararon charlas de capacitación para que se promueva el uso de productos nutritivos, que se pueden preparar a bajo costo.

Rocío Torres, odontóloga del plantel y miembro del Departamento de Consejería Estudiantil, indicó que esta iniciativa se realiza desde hace una década.

Señaló que otro de los objetivos es rescatar el uso de productos propios de la Sierra, que pueden aportar al desarrollo de los niños.

José Aillón, médico del Quintiliano Sánchez, recordó que el proyecto inició cuando notaron que el 40,6% de estudiantes tenía peso bajo. Comentó que hace 10 años los estudiantes se desmayaban en la formación y se dormían en las aulas.

Fue entonces que decidieron institucionalizar esta feria nutritiva, para que los estudiantes aprendan las ventajas de alimentarse bien. También se reunieron con los representantes del bar estudiantil y con los padres de familia, para que eviten enviar comida chatarra en sus loncheras.

Tortillas de choclo, empanadas de maíz, chicha, chochos con tostado, fueron algunos de los platos que degustaron los chicos. Ruth Pachacama, estudiante de septimo de básica, aprendió que una buena nutrición protege su cuerpo y ayuda a que su organismo funcione bien. Ella confesó que el platillo que más le gustó fue el tamal lojano.

Leslie Sisalema, otra estudiante, probó en la feria alimentos de los que nunca antes había escuchado. “Es algo muy interesante, que nos sirve a todos”, comentó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)