22 de mayo de 2019 12:31

Al menos cinco muertos en la explosión de un coche bomba en Somalia

Una columna de humo emerge del lugar donde se sospecha se ha registrado una explosión en Mogadiscio (Somalia) este miércoles. Según las noticias iniciales, la explosión se produjo supuestamente en un puesto de control próximo al Palacio Presidencial.

Una columna de humo emerge del lugar donde se sospecha se ha registrado una explosión en Mogadiscio (Somalia). Según las noticias iniciales, la explosión se produjo supuestamente en un puesto de control próximo al Palacio Presidencial. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Al menos cinco personas, entre ellas un exministro de Relaciones exteriores somalí, murieron el miércoles 22 de mayo de 2019 en Mogadiscio en un atentado con coche bomba reivindicado por el grupo islamista Al Shabab, informaron fuentes oficiales.

“Las fuerzas de seguridad detuvieron (...) un vehículo cargado de explosivos, que se dirigió a atacar una base de las fuerzas de seguridad. Hemos confirmado que cinco personas murieron y 11 resultaron heridas”, indicó en Twitter el jefe adjunto de la policía, Zakia Hussein, tras la explosión provocada por un kamikaze en un puesto de control.

El atentado fue reivindicado por los insurgentes islamistas de Al Shabab, afiliados a Al Qaida, que dijeron haber atacado “un convoy que escoltaba a funcionarios y parlamentarios apóstatas que se dirigían hacia el palacio presidencial”.

Entre los muertos figura Hussein Elabe Faahiye, que ocupó varios puestos ministeriales, incluido el de ministro de Relaciones Exteriores en 2007, anunció durante una rueda de prensa el ministro de Información, Mohamed Abdi Hayr.

Un testigo, Mohamed Saney, contó que vio “los cuerpos de tres personas muertas, entre ellas una mujer soldado”.

“Varios vehículos quedaron destruidos en la explosión y las ambulancias se desplazaron al lugar para recuperar a la gente herida”, añadió.

Los insurgentes de Al Shabab, expulsados de Mogadiscio en 2011, perdieron después la mayoría de sus bastiones. Pero todavía controlan vastas zonas rurales desde donde llevan a cabo operaciones de guerrilla y atentados suicidas, incluido en la capital, contra objetivos gubernamentales, de seguridad o civiles.

Prometieron la caída del gobierno somalí, apoyado por la comunidad internacional y por los 20 000 hombres de la Misión de la Unión Africana en Somalia (Amisom).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)