Asamblea no alcanzó los votos para destitución de Gu…
Fuertes enfrentamientos en Calderón dejaron dos UPC …
La Conaie pide que se concluya el diálogo con el Gob…
Paralización de un servicio público, el delito que m…
En julio iniciará la revisión técnica vehicular en Quito
¿Habrá clases el miércoles 29 de junio?
Fiscalía abrió investigación por la muerte de un mil…
Comunidad Lgbti ratifica marcha del Orgullo en Guayaquil

Bebé murió en Guayaquil con signos de maltrato físico

El cuerpo del bebé fue trasladado esta madrugada desde el Hospital del Niño Francisco Icaza Bustamante hasta la morgue, para la autopsia de ley. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Un bebé murió en Guayaquil, tenia signos de haber recibido maltrato físico. El niño de 18 meses de edad presentó innumerables moretones y hematomas tanto en el cuerpo, como en la cabeza. El bebé falleció la madrugada de este jueves 19 de mayo del 2022 en un hospital de Guayaquil

La Policía Nacional y la Fiscalía investigan la muerte del menor de edad. Y retuvieron tanto a la madre del pequeño -una adolescente de 16 años-, como al padrastro del bebé, un hombre de 31 años, como principales sospechosos. 

“Es clara la brutalidad con la que habrían actuado en las imágenes que estamos adjuntando al informe policial”, sostuvo el coronel José Luis Erazo, jefe policial del Distrito Sur de Guayaquil. 

Médicos reportaron el caso

El personal médico del hospital Sur Valdivia dio aviso a la policía del caso de maltrato infantil, cuando la abuela del menor lo llevó de emergencia a esa casa de salud, la noche del miércoles 18 de mayo. En tanto, los policías que acudieron al llamado hicieron conocer el caso a la Fiscalía, ante las huellas evidentes de maltrato físico.

Debido a la gravedad de las lesiones, el bebé se trasladó al Hospital del Niño Francisco Icaza Bustamante, donde finalmente se confirmó su muerte. La abuela del bebé huyó del lugar cuando se confirmó el fallecimiento. 

Mientras que la Policía detuvo a la madre y al padrastro del menor en un sector de la cooperativa Siete Lagos, al sur del Puerto Principal

Stalin Coca, fiscal del caso, indicó que la madre justificó el maltrato como una forma de corregir el comportamiento del bebé. Y advirtió que el delito de asesinato es castigado con pena privativa de la libertad de 22 a 26 años, según el Código Integral Penal (COIP).

“Habían cometido el error por la ignorancia de corregir al niño de 18 meses de edad de manera física, esa es la versión que nos dio en primera instancia el padrastro”, indicó Coca.