28 de enero de 2021 17:21

El asesinato de un concejal eleva el terror en un pueblo del sur de Colombia

El ministro del Interior, Daniel Palacios (c), la Defensoría del Pueblo y el director de la Policía Nacional se desplazaron este jueves 28 de enero del 2021 a Popayán para reunirse con los concejales que han tenido que huir y evaluar la situación. Foto: T

El ministro del Interior, Daniel Palacios (c), la Defensoría del Pueblo y el director de la Policía Nacional se desplazaron este jueves 28 de enero del 2021 a Popayán para reunirse con los concejales que han tenido que huir y evaluar la situación. Foto: Twitter Ministerio del Interior de Colombia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Las autoridades colombianas rescataron este 28 de enero del 2021 el cuerpo sin vida de un concejal de Argelia, municipio en el suroeste de Colombia, que desapareció hace 13 días, y culparon al grupo guerrillero ELN por el asesinato y la violencia que ha provocado que el resto de concejales del pueblo hayan tenido que huir.

El alto comisionado para la paz de Colombia, Miguel Ceballos, condenó, en nombre del Gobierno, "el secuestro y ya confirmado asesinato, del concejal de Argelia, Fermiliano Meneses", y señaló "directamente al Ejército de Liberación Nacional, ELN" por el crimen.

Meneses desapareció el pasado 15 de enero en este municipio, ubicado en el departamento del Cauca, y según relatos en la prensa local, fue montado en un automóvil y llevado hacia otra zona.

La Defensoría del Pueblo rechazó el secuestro y posterior asesinato del cual fue víctima, actos que atentan contra la dignidad humana y que han generado un gran sufrimiento a su familia, amigos y allegados.

Esta situación, ejemplo del crecimiento reciente de la violencia provocada por grupos armados que quieren hacerse con el control del municipio, ha provocado la huida de los doce concejales que forman el gobierno municipal por miedo a correr la misma suerte que su compañero.

Varios de los concejales del municipio recibieron el año pasado panfletos en los que bandas criminales los declararon objetivo militar, intimidaciones constantes que los obligaron esta semana a pedir ayuda ante las autoridades en Popayán, capital de ese departamento del suroeste del país.

Un polvorín del posconflicto

Durante el año pasado, la Defensoría del Pueblo lanzó dos alertas tempranas por el riesgo que suponía para la población la presencia de varios grupos armados y paramilitares en esta zona que representa un punto estratégico entre la zona cocalera y el Pacífico para el narcotráfico y el contrabando.

Argelia, que hasta la firma del acuerdo de paz en 2016 estaba bajo control de las FARC, es el tercer municipio más atacado del país.

La firma de la paz trajo al municipio un año pacífico, que enturbió las ganas del ELN de apropiarse del territorio, la intromisión de los intereses de grupos de narcotraficantes y la formación de un nuevo grupo, el Frente Carlos Patiño, formado por disidencias de las FARC, que tratan de recuperar en sus filas a los desmovilizados que repudian el conflicto.

Así, "Argelia se ha vuelto una mata", explicaron desde la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), llegando a ser una de las zonas con más homicidios en el país, y cerró 2020 con 350 homicidios por cada 100 000 habitantes.

La violencia, los homicidios selectivos y los ataques forzaron tres grandes desplazamientos masivos recientes, y los grupos han impuesto paros económicos y forzados ceses de toda actividad económica.

"Ha llegado un punto en que le hacen la guerra a la gente para que la gente tenga miedo", explicaron desde Pares, que relataron que en el pueblo "se ha socavado la parte anímica de la gente, que está desesperanzada, con miedo, perdiendo plata".

Reunión de autoridades

La Defensoría, el ministro del Interior y el director de la Policía Nacional se desplazaron este jueves 28 de enero del 2021 a Popayán para reunirse con los concejales que han tenido que huir y evaluar la situación.

"No dejaremos que estos actos delictivos nos amedrenten, nuestros líderes son fundamentales para la democracia", consideró el ministro del Interior, Daniel Palacios, en relación al asesinato de Meneses, sin relatar las medidas que van a tomar para ayudar a solucionar el problema que viven los habitantes del municipio.

Con Meneses, ya son 16 los líderes, políticos y defensores de los derechos humanos asesinados en 2021, que se unen a los 1 131 en total desde la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC en 2016, según el recuento del Instituto de Estudios de Desarrollo para la Paz (Indepaz). 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)