28 de julio de 2018 00:00

La Asamblea tiene 9 independientes

Alianza País pasó de 74 a 42 legisladores en el año y dos meses del nuevo período. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Alianza País pasó de 74 a 42 legisladores en el año y dos meses del nuevo período. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Redacción Política

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La correlación de las fuerzas políticas cambió durante los 15 meses de funciones de la actual Asamblea. El papel de los legisladores independientes se vuelve estratégico en el nuevo panorama.

Alianza País (AP) y sus aliados son las organizaciones que más deserciones han tenido. De los 74 legisladores que ganaron en las urnas, 30 se separaron luego de la convocatoria a la consulta popular que hizo Moreno en noviembre del 2017 y dos más lo hicieron este mes.

De esos 30, 29 se agruparon en la Revolución Ciudadana que es fiel a los lineamientos del expresidente Rafael Correa. En cambio, Viviana Bonilla, quien es la primera vicepresidenta de la Asamblea, decidió declararse independiente.

Los dos últimos asambleístas en dejar AP fueron Yofre Poma (Sucumbíos) y Juan Pablo Velín (Pastaza), que trabajarán desde el grupo de independientes. La separación se produjo por las diferencias con un sector de la dirigencia del movimiento ‘verdeflex’. Ambos dicen que se mantendrán cercanos al oficialismo, que se quedó con 42 escaños.

Sin embargo, Poma advierte que tiene la libertad de votar en contra del bloque en el caso de que no esté de acuerdo con alguna propuesta legislativa. Antes de su salida, ya se observaba que eran deliberantes a las decisiones que tomaba la bancada de Alianza País.

Con los tres legisladores que desertaron de AP, el número de independientes aumentó. Actualmente son nueve que no pertenecen a ninguna bancada política y que tienen un espacio de maniobra para tomar decisiones en las votaciones. Es el caso de Franco Romero, que abandonó las filas de Creo, y quien ha votado con el oficialismo. Por ejemplo, en la elección de la vicepresidenta de la República, María Alejandra Vicuña.

Para Fernando Burbano, que también dejó Creo, el incremento de los independientes es “un síntoma” que devela problemas dentro de las organizaciones. “Estamos cayendo en estructuras políticas que tienen dueño y que tienen mandamás”, sin que se permita la disidencia.

Creo es la segunda organización que más apoyo ha perdido. En agosto del 2017 rompieron su alianza con SUMA y durante estos 14 meses ha perdido a 6 legisladores. El movimiento cambió de coordinador en junio pasado y con el nuevo jefe de bancada, Homero Castanier, se logró adherir a dos nuevos elementos: Henry Moreno y Héctor Yépez, que pertenecían a sus exaliados.

Con estas dos desafiliaciones, SUMA pasó a ser el grupo más reducido en la Asamblea.

Edison Hurtado, del Departamento de Estudios Políticos de Flacso, explica el fenómeno de las deserciones en la Asamblea en dos puntos. El primero, señala, es que en el país no está consolidado un sistema de partidos y las bancadas legislativas no se forman por alianzas programáticas sino por la suma de candidaturas personales.

En segundo lugar, dice, se vive un momento con mayorías móviles que funcionan en función de temas. “Si hay un tema que junta un grupo de voluntades, se aprueba. Si no, hay otros espacios de negociación individual”, dice. El Gobierno necesita el apoyo de las distintas tiendas políticas para aprobar las leyes, sobre todo las económicas.

El secretario de Gestión de la Política, Paúl Granda, confirmó que se reúnen con todas las bancadas en busca de votos. En las reuniones con legisladores de otras tiendas políticas, entre las que están los independientes, conversan sobre obras dentro de las provincias a las que pertenecen.

“Siempre es bueno escuchar y, obviamente, hay conversaciones que tienen que ver con proyectos que puedan resultar prioritarios para cada uno de los territorios, es natural, pero obviamente ese ya es un tema discrecional del Ejecutivo”, comentó en una entrevista con este Diario el 10 de julio.

En cuanto a los desencuentros dentro de su propia bancada, Granda saludó la presencia del debate. Señaló que existen reuniones periódicas para mantener la unidad, que se pondrá a prueba nuevamente con la intención de un grupo de la Asamblea de reformar las comisiones legislativas.

La Bancada de Integración Nacional (BIN) y el Partido Social Cristiano (PSC) han sido las bancadas más estables, al mantener a sus 16 y 15 legisladores, respectivamente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (4)