10 de octubre de 2020 10:42

Cerrado el acceso a la Reserva Antisana por incendio forestal este 10 de octubre

La Reserva Ecológica Antisana se encuentra cerrada debido a un incendio forestal que se inició el viernes 9 de octubre del 2020. Foto: cortesía Ministerio del Ambiente y Agua.

La Reserva Ecológica Antisana se encuentra cerrada debido a un incendio forestal que se inició el viernes 9 de octubre del 2020. Foto: cortesía Ministerio del Ambiente y Agua.

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Cristina Márquez

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un incendio forestal en la Reserva Ecológica Antisana se inició la noche del viernes 9 de octubre del 2020 y este sábado 10 es sofocado por los bomberos del Distrito Metropolitano de Quito y guardaparques.

El Ministerio del Ambiente cerró el ascenso al volcán, a la laguna de la Mica y al área de amortiguamiento mientras se controlan las llamas, en este segundo día de asueto en Ecuador por el feriado de la Independencia de Guayaquil.

Decenas de familias que viajaron este sábado a la reserva, ubicada entre la provincia andina de Pichincha y la amazónica de Napo, tuvieron que retornar debido a la prohibición del paso en todos los accesos. 

La reserva, creada hace 27 años, ubicada a menos de dos horas al oriente de la zona urbana de Quito, es hábitat del cóndor y de 417 especies de aves, 73 de mamíferos y 61 de anfibios y reptiles. En su páramo hay osos de anteojos, cervicabras, venados de cola blanca, ciervos enanos, tapires de montaña, pumas, gatos andinos, lobos, curiquingues, gaviotas andinas, lagartijas y guagsas, según el Ministerio de Turismo. Su volcán, siempre nevado, está rodeado por pajonales y por riachuelos que se deslizan por las laderas orientales y alimentan los ríos Coca y Napo, en la Amazonía del Ecuador.


La actividad volcánica, el paso y retroceso de los glaciares y la evolución han creado en su territorio paisajes impresionantes y una vida silvestre diversa, según la sección de Áreas Protegidas del Ministerio de Ambiente. Como espejo del volcán está la laguna de la Mica, fuente de parte del agua que abastece a Quito.

La laguna Mica sirve de espejo del volcán Antisana y es parte de un bello paisaje. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Imagen referencial del Antisana y la laguna de la Mica. Foto: EL COMERCIO

Aparte de la laguna, hay zonas pantanosas donde el agua se anega en época lluviosa, formando lagunas estacionales como la Santa Lucía o la Mauca Machay.

La reserva ecológica Antisana, declarada así en 1993, se extiende sobre un territorio de 120 000 hectáreas con rangos de altitudes entre 1 400 y 5 758 metros sobre el nivel del mar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (1)