Postre de frambuesa y mousse de chocolate blanco. La cobertura lleva glaceado con chocolate al 60%. Foto: Diego Pallero / Sabores.

Postre de frambuesa y mousse de chocolate blanco. La cobertura lleva glaseado con chocolate al 60%. Foto: Diego Pallero / Sabores

experiencias

Tortas con efecto espejo

Ana Veintimilla
Redactora (I)

Arte, color y repostería se juntan para crear las tortas con el glaseado con ‘efecto espejo’. La cobertura con brillo genera la sensación de tener al frente un objeto pulido, en el que se alcanza a vislumbrar el reflejo del entorno.

En postres pequeños o tortas se alcanza este efecto a través del glaseado, que tiene como base ingredientes de cualquier alacena: azúcar, agua, leche condensada, chocolate blanco o negro y gelatina sin sabor. Un poco más especializada es la glucosa, que se añade para dar textura y los colorantes vegetales.

La tendencia está recién entrando al país, pero en redes sociales ya es todo un hito. La revista Forbes nombró a este estilo de postres una de las ocho tendencias para este verano. En el 2016 se inició el auge de esta decoración a través de las redes sociales de la chef rusa Olga Noskova.

En mayo de ese año, portales como Bored Panda y BuzzFeed incluyeron algunas tortas de Noskova en notas de sus portales y la repostera pasó de tener 34 000 seguidores en Instagram a los 300 000.

Ahora cuenta con 600 000. Sus creaciones se viralizaron no solo por el efecto espejo, sino también por el dominio de color con el que las elabora, pues sus preparaciones se asemejan a piedras preciosas.

❤️❤️❤️

Una publicación compartida de Olga Noskova 🇷🇺 Ольга Носкова (@olganoskovaa) el

La chef Gina Espinosa, instructora del Centro de Capacitación Gastronómico Hatun Yanuna, explica que esta receta está basada en la pastelería francesa y considera que se viraliza por la sencillez de su preparación y su efecto final. “Es elegante, no requiere de muchos adornos porque es el baño de glaseado lo que da todo (el efecto)”, dice.

Para preparar el glaseado, explica Espinosa, se cocina el azúcar, agua y glucosa a 103 °C. Se retira del fuego hasta que descienda la temperatura a 70 °C y se añade la leche condensada, el chocolate y la gelatina hidratada.

La chef aconseja mantener la torta fría y colocarle una cobertura como crema que aísle el bizcocho antes de colocar el glaseado.

Gandhy Yerovi, director de Capex, sugiere que al chorrear el glaseado esté a 34 °C para que el barrido genere una capa lisa sobre la torta. Aquello da como resultado una obra de arte, cuyo brillo le da frescura y se torna provocativa a la vista de los comensales.