30 de April de 2010 00:00

Reforma de inmigración e impacto

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
José Miguel Insulza *

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La ley de inmigración adoptada en Arizona hace unos días, ha puesto de nuevo al centro del debate este tema complejo, que tiene implicaciones políticas importantes tanto para EE.UU. como para las demás naciones de las Américas.

La nueva ley, que concede a los agentes del orden público autoridad para detener y solicitar documentos a cualquier inmigrante, bajo la sospecha de ser indocumentado, niega las libertades civiles y discrimina contra un grupo específico de personas sin tener en cuenta su condición jurídica.

Estados Unidos es una nación fundada y construida por inmigrantes; una ciudadanía cuyas raíces, en la mayoría de los casos, pueden buscarse en otras tierras.

Durante principios del siglo IX los inmigrantes -principalmente europeos- llegaron a Estados Unidos a través de la isla Ellis. Hoy en día, la mayoría arriba de América Latina y el Caribe. La mayoría de los inmigrantes llega a través de vuelos internacionales. Sin embargo millones de ellos ponen sus vidas en peligro para entrar en el país.

Los acentos y el color de la piel talvez hayan cambiado, pero el sueño que inspiró y condujo a esos individuos se mantiene intacto: la mejor calidad de vida.

Las causas de la migración global son varias. Pero para América Latina y el Caribe, esta es principalmente inducida por condiciones socioeconómicas. La fluidez migratoria de ciudadanos de esta región continuará teniendo lugar mientras estos puedan encontrar mejores oportunidades acá que en sus países de origen.

De acuerdo con el Pew Hispanic Research Center, en 2009 había en Estados Unidos un total de 10,8 millones de inmigrantes indocumentados. Otros estiman que esta cifra es sustancialmente más elevada. Aunque reconocemos la soberanía de las leyes promulgadas por los estados para afrontar este problema, consideramos que debe hacerse un esfuerzo para apegarse a los principios fundamentales que dictan que todo ser humano debe vivir libre del temor.

La Organización de los Estados Americanos (OEA) ha reafirmado en diversas ocasiones que “todos los inmigrantes, a pesar de su estado de inmigración, deberían recibir toda la protección de los derechos humanos y plena observación de las leyes laborales que se les pueda aplicar”.

Desafortunadamente, el espíritu de esta ley de Arizona está teniendo un efecto aterrador entre la población hispana.

Hay preocupaciones significativas de que esta ley conduzca a prácticas de discriminación, afectando a todos los grupos minoritarios. Las autoridades deberían intervenir con base en la conducta y comportamiento de los individuos, y no con base en las sospechas de oficiales sobre el lugar de nacimiento de aquellos, con prejuicios de acuerdo a sus rasgos raciales o culturales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)