Carlos Jaramillo

¿Preludio de austeridad?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 52

Se ha señalado con insistencia que, cuando han transcurrido dos meses y medio del actual Gobierno, los cambios prometidos se habían limitado a diferencia de estilo, esto es que, mientras el economista Correa ha sido acusado de belicosidad, intolerancia, endeudamiento irresponsable, malversación, etc., el licenciado Moreno está demostrando su afán de diálogo, inclusive con sus oponentes, respeto a las Funciones del Estado y a los ciudadanos y respaldo a la lucha contra la corrupción, lo cual le ha merecido aplauso y apoyo de mucha gente, pero también se le imputa que no ha incursionado aún con la debida firmeza en campos trascendentales, como la reducción significativa del gasto público.

En el transcurso de esta semana anunció algunas medidas que, según sus colaboradores, marcan el inicio de aquellos reajustes que aconsejan expertos y la realidad nacional.

Luego de anotar que el anterior Gobierno cerró algo así como 4.000 escuelitas unidocentes en el área rural, lo que ocasiona, como ya se había previsto y denunciado, un gran sacrificio para decenas de miles de niños que tienen que caminar unos cuantos kilómetros para asistir a las tan ponderadas escuelas del milenio u otros planteles y la consiguiente deserción escolar, el Jefe de Estado dispuso la pronta construcción de pequeñas escuelas, dotadas de las comodidades e implementos que exige la enseñanza moderna. Ya desde antes de que asuma sus actuales funciones había expresado su desacuerdo con la construcción de más unidades suntuosas en las ciudades.

Así mismo, con buen criterio, ordenó a la Ministra del ramo que dé los pasos necesarios para que se concluyan los hospitales que cuenten con financiamiento y que, en lo posterior, se dote de centros médicos, con equipamiento de punta, al mayor número posible de poblaciones y que se mejore los ya existentes, pero que por ahora se olviden de nuevos hospitales gigantescos.

También informó el Primer Mandatario que serán puestos a la venta, de inmediato, 333 bienes por un monto de USD 107 millones, entre los que constan uno de los dos aviones que adquirió su predecesor para su servicio, así como 39 automóviles de lujo, edificios, etc., pero, no se ha señalado cuáles medios de comunicación incautados serán enajenados y se agregó que Inmobiliar sacará al mercado, en una segunda etapa, 300 bienes del Estado valorados en USD 200 millones.

La cuarta medida de austeridad planteada es la rebaja de 10% de los sueldos a 7 242 funcionarios públicos de nivel jerárquico superior, que incluye a ministros, viceministros, subsecretarios, directores departamentales, etc., que perciben más de USD 2 115 mensuales, lo que, según el Ministerio del Trabajo, rendirá un total de USD 34 millones anuales.

Mientras , los representantes de organismos de la producción están en compás de espera de las decisiones del Ejecutivo ante las propuestas y sugerencias presentadas.

[email protected]