1 de March de 2011 00:00

Política y negocios

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El conflicto laboral entre Cervecería Nacional (CN) -filial local del gigante cervecero mundial Sab-Miller- y un grupo de ex trabajadores, ilustra con claridad la importancia que tienen las consideraciones políticas a la hora de desarrollar actividades empresariales en países como Ecuador y, probablemente, servirá como caso de estudio en escuelas de negocios alrededor del mundo.

Dentro de un, cada día más viciado, ambiente político y regulatorio en Ecuador, que promueve la reivindicación del trabajo sin valorar la importancia del capital -hecho que explica la explosión de conflictos laborales de los últimos años-, la demanda de los ex trabajadores de CN por el pago de utilidades a las que consideran tienen derecho, alcanzó rápidamente un perfil político inusitado.

Cuando un juez ordenó el embargo de productos y marcas de CN, la empresa tomó ventaja en el debate público que siguió, mediante una agresiva campaña de comunicación, que le granjeó una importante adhesión de consumidores, socios de negocios, autoridades y otros grupos de interés relevantes. Sin embargo, al hacerse públicos los honorarios por servicios de consultoría que CN había pagado a un hermano del secretario de la Corte Constitucional que debía dirimir la competencia judicial en el conflicto laboral, la simpatía que había ganado la empresa se transformó rápidamente en animadversión.

Independientemente de si existe o no algún delito detrás de las acciones de CN, se trató de una pobre decisión de negocios que asestó un golpe importante a una reputación construida a través de décadas y que probablemente incidirá negativamente en sus futuras actividades públicas.

En países de alta inestabilidad, fragilidad institucional y ausencia del imperio de la ley, las decisiones de autoridades y jueces usualmente no están basadas en realidades económicas o jurídicas, sino en factores políticos que terminan influyendo de manera insospechada en el destino de las actividades empresariales. ¿Alguien en CN habría imaginado que la empresa terminaría involucrada en el debate político sobre la convocatoria a una consulta popular en Ecuador?

Las industrias altamente reguladas, las que explotan recursos naturales, las que producen o venden bienes y servicios de consumo masivo, etc., son especialmente proclives a enfrentar problemas y conflictos políticos en sus actividades cotidianas.

Por tanto, el análisis de las realidades políticas y sus implicaciones, constituye un insumo fundamental para sopesar decisiones de negocios y sostener estrategias empresariales en países como Ecuador. Decisiones que pueden lucir adecuadas desde un punto de vista financiero, jurídico o económico, pueden terminar siendo devastadoras desde un punto de vista político y, por tanto, poner en riesgo la "licencia para operar" de una empresa o, incluso, toda una industria.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)