Enrique Ayala Mora

Pensamiento artiguista

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
16 de August de 2013 00:01

Cuando se había desatado el proceso independentista de la Provincia Oriental del Río de la Plata, que luego se llamó Uruguay, el líder patriota José Artigas redactó unas "instrucciones" a los diputados orientales que concurrirían a la Asamblea Constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata, convocada para 1913.

Esas "instrucciones" son un hito fundamental en la Independencia de América Latina. Fueron indicaciones puntuales para un hecho específico, pero pese a su brevedad, establecieron bases concretas, no solo para el futuro Uruguay, sino para lo que luego serían todos los países del subcontinente.

Las propuestas de Artigas en sus "instrucciones" eran claras. Se debía optar por la independencia con total soberanía; por un régimen republicano con división de poderes, y por una confederación, que luego devendría en un estado federal.

Estas ideas, sin duda radicales en cualquier momento, eran tanto más destacables, como que se planteaban tempranamente, cuando en otros ámbitos, el fracaso de las "patrias bobas" desembocaba en la vuelta al régimen colonial, y buena parte de los líderes americanos creían que su máximo triunfo sería conseguir un estatus autonomía para estos reinos, en el marco de una sola monarquía, con la vuelta del "deseado" Fernando VII.

El proyecto político de Artigas contenido en las "instrucciones" no era solo independentista y republicano radical. Entre otros grandes asuntos, proponía un sistema de tolerancia y secularismo, impensable entonces en otras latitudes. Decía: "Promoverá la libertad civil y religiosa en toda su extensión imaginable". Configuraba un Estado-nación moderno, que superaba el hecho colonial y proyectaba al país a la vida republicana.

Las "instrucciones" no tuvieron solo un efecto inmediato. Pusieron las bases de la construcción del Estado nacional uruguayo que, como en el caso de los demás países de América Latina, con un largo y conflictivo proceso, se ha extendido hasta el presente.

La independencia y los planteamientos artiguistas como elementos de ella, deben considerarse como punto de partida para la trayectoria republicana de Uruguay. Pero también podemos considerarlos como un hito en el desarrollo de las naciones latinoamericanas.

Con la circunstancia de celebrarse el bicentenario de las "Instrucciones del año XIII", se han plateado muchas tesis sobre la proyección de la independencia en la vida de Uruguay y los demás Estados latinoamericanos.

Una de las más importantes es que el documento fue el más radical compromiso con la forma republicana de Estado, en una época en que muchos patriotas se inclinaban por la monarquía como solución para América española. El pensamiento de Artigas fue uno de los más radicales y democráticos de su época. Aún tiene mensajes para nuestro presente. Debemos rescatarlo.