Tito Drago

Optimismo y descalabro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
27 de May de 2012 00:02

Gobierno y empresarios coinciden en España en buscar soluciones a través de recortes presupuestales y amnistías fiscales, contra la opinión de las organizaciones sociales, mientras los indicadores socioeconómicos siguen en franco deterioro, al igual que en varios de sus socios de la Unión Europea.

En el marco de ese debate, la Coordinadora de Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo (CONGD) señala que, si se luchase con eficacia contra la evasión de impuestos y los paraísos fiscales, el Estado español podría recaudar USD 112.000 millones más.

Para impulsar esa postura, organizó una manifestación frente al Parlamento, entregando un llamado "mapa del tesoro", en el que se muestra donde se encuentra ese dinero..

Pero desde el gobierno se apuesta en el sentido contrario, impulsando un proyecto legislativo para aprobar la amnistía fiscal que se adelanta en los Presupuestos Generales, elaborados el 30 de marzo y que están todavía en debate.

En caso de aprobarse, toda aquella persona física o jurídica que tenga dinero sin registrar legalmente solo les bastará con ingresarlo en una cuenta bancaria sin necesidad de aportar pruebas de su origen, dando vía libre hasta el mismo lavado de activos, según expertos.

Con esta estrategia en marcha por parte del gobierno centroderechista de Mariano Rajoy, portavoces de las empresas más poderosas se declaran optimistas.

Es el caso del informe divulgado esta semana por el Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), integrado por las 17 empresas españolas más grandes, en el que se sostiene que la crisis "tocará fondo" a fines de este año, para comenzar en 2013 una recuperación "relativamente rápida".El presidente del CEC, César Alierta, aseguró que España ya está "muchísimo mejor" de lo que dicen foros ajenos al país.

Este "es un país muy solvente tanto en el sector privado como en el público y, además, muy competitivo", añadió el también titular de Telefónica, una de las empresas transnacionales de origen español con mayor fuerza en América Latina.

Sin embargo, las noticias que llegan desde la Unión Europea (UE) no parecen coincidir con ese optimismo. Los líderes del bloque reunidos esta semana en Bruselas no pudieron ponerse de acuerdo, mostrando una fuerte división sobre los caminos a abordar para revertir la crisis económico-financiera.

La propuesta de Francia, con apoyo de Italia, de emitir bonos de deuda en conjunto en la UE para estabilizar la economía de la eurozona, no pudo vencer la cerrada oposición del grupo liderado por Alemania, que integra España y que insiste en profundizar los programas de reforma y austeridad fiscal.

El sacerdote Ángel García, señaló que, si bien los niños son los más impactados, "la crisis económica está afectando a todos los sectores de la sociedad".

 IPS