Vicente Albornoz Guarderas

El otro Nobel francés

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 9
Contento 0

La selección del francés Jean Tirole para el Premio Nobel de Economía de este año es un gran acierto de la Real Academia de Ciencias de Suecia, pues eligieron a una persona que ha aportado muchísimo para entender por qué hay poca competencia en los mercados y qué se puede hacer para aumentar la intensidad de la competencia.

Quienes estudiamos economía conocimos a Tirole por su magna obra la “Teoría de la Organización Industrial”, un libro en el que sistematiza todos los avances teóricos sobre las distorsiones generadas por el poder de mercado. Por cierto, “organización industrial” no tiene nada que ver con el funcionamiento de una planta industrial sino con la forma en que se organizan los diferente sectores de la economía. La palabra “industria” se refiere a las áreas o sectores económicos.

Un libro muy riguroso, lleno de ejercicios para entender la base teórica y con muchas guías para comprender la intuición detrás de los modelos, la “Teoría de la Organización Industrial” ha sido para muchos la base de la microeconomía moderna.

Tirole podría definirse como un crítico de los mercados, pero un incondicional de los mercados libres. Es decir, una persona capaz de modelizar con enorme claridad los mercados que se observan en la realidad y de explicar por qué se comportan de una manera distinta del ideal del mercado libre y competitivo.

Porque cuando los productores en un mercado no compiten, el que sale perdiendo es el consumidor que, típicamente, tendrá que pagar más. Pero la sociedad también sale perdiendo pues si algo es más caro se producirá menos. Y si se produce menos, habrá menos empleo. De manera que un monopolio (o cualquier tipo de arreglo entre productores que trabe la competencia entre ellos) puede hasta reducir el nivel de empleo en una sociedad.

Pero hay muchas otras maneras por las que empresas con poder de mercado pueden ganar más. Por ejemplo podrían “discriminar” a sus clientes, cobrándoles más a los que tienen más urgencia en comprar un bien o a quienes tienen un mayor poder de compra. Pues Titole analiza magistralmente los componentes y las consecuencias de la discriminación de precios.
Pero Tirole también ha tenido aportes importantes en temas de regulación y desde muchos años antes de la crisis financiera, en temas de regulación bancaria y de prevención de crisis.

El Premio Nobel de Economía es distinto a los restantes Nobeles (Química, Medicina, etc.) porque no fue creado por Alfred Nobel, pero el proceso de selección es muy parecido e igualmente lo entregan los suecos. Cuando se hizo público que un francés había ganado este Nobel me preocupé porque últimamente Francia ha tenido algunos economistas muy malos aunque muy populares. Si bien Tirole es poco conocido fuera de su área, es de los mejores.