Francisco Salazar

Simón Bolívar: no a la reelección

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 118

Siempre he considerado indispensable para un político, un periodista, un ciudadano que se preocupa de los problemas de su propio país, revisar las orientaciones dejadas por dirigentes auténticamente honestos, que supieron afrontar con responsabilidad los acontecimientos de su tiempo.

Las lecciones de Bolívar dirigidas al Congreso de la naciente Colombia, reunido en Angostura el 15 de febrero de 1819, no fueron expresadas solamente para el momento sino que buscaban trascender para que esa gran nación por él soñada, naciera y siguiera creciendo con las características de democracia y libertad.

Este su mensaje:
“La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el fin de los Gobiernos Democráticos. Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares, porque nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo Ciudadano el Poder. El Pueblo se acostumbra a obedecerle y él a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la Libertad Republicana, y nuestros ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo Magistrado, que los ha mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente.”

Estas palabras del Libertador parecen querer alertar a los ecuatorianos, ahora que se están tramitando las enmiendas constitucionales que incluyen -entre otras cosas preocupantes- la reelección indefinida.

Quien ostenta la máxima autoridad debe recordar que la peor tentación es llegar a identificarse a sí mismo como la fuente del bien y del progreso, erigiéndose como criterio último y único del bien común; así nace el afán de perpetuarse a como de lugar. Dios no quiera que además lo haga a base de dividir y herir a sus compatriotas.

Continúa Bolívar: “En el régimen absoluto, el Poder autorizado no admite límites. La voluntad del Déspota, es la Ley Suprema ejecutada arbitrariamente por los Subalternos que participan de la opresión organizada, en razón de la autoridad de que gozan…”

Insiste el Libertador Simón Bolívar: “Meditad bien vuestra elección Legisladores. No olvidéis que vais a echar los fundamentos de un Pueblo…; si no acertáis, repito, la Esclavitud será el término de nuestra transformación… Muchas naciones antiguas y modernas han sacudido la opresión; pero son rarísimas las que han sabido gozar de algunos preciosos momentos de Libertad; muy luego han recaído en sus antiguos vicios políticos”.

De sabios y geniales estadistas sería considerar estas recomendaciones –que gozan de asombrosa actualidad- recogidas por la experiencia madura de quien supo comprender la historia de su pueblo y la misma condición humana.

Escuchen a Bolívar, más todavía quienes se califican de bolivarianos: No a la reelección. La Libertad de los Pueblos es un derecho y un deber sagrado que cada generación ha de defender.