Farith Simon

‘Borrando a Papá’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 0

‘Borrando a Papá’ es un documental argentino que ha causado gran revuelo por su contenido y por la censura de la que ha sido objeto por parte de un juez. Describe la forma en que las normas y las autoridades coadyuvan, en muchos casos, a la obstrucción de las relaciones entre los padres y madres separados y sus hijos e hijas.

En nuestro país el Código de la Niñez determina que la tenencia de los niños y niñas (es decir los menores de 12 años), en caso de no existir acuerdo entre los progenitores, le corresponde a la madre. Esta disposición presupone que en todos los casos es beneficioso para los hijos permanecer bajo el cuidado de la madre; dicha regla se mantuvo gracias a los prejuicios de unos pocos legisladores –en el año 2002- que impidieron que la asignación de la custodia se hiciera en favor del progenitor en mejores condiciones de asegurar el interés superior de los hijos y la continuidad de las relaciones familiares con el otro progenitor.

En la actualidad parece que la única opción de los padres para obtener la custodia de sus hijos es destruyendo la credibilidad de la madre, convirtiendo a estos procesos en una lucha por el desprestigio de las partes y no por el bienestar de los más pequeños. No es posible negar que muchos son los padres irresponsables que se escudan en estas reglas para no asumir sus obligaciones en la crianza de sus hijos; algunos aceptan duras condiciones de visitas para no perder el contacto con sus vástagos; pocos son los que se enfrentan al sistema, a los prejuicios culturales y a las desventajas normativas por medio de largos y dolorosos procesos judiciales –que afectan a los más vulnerables- con la esperanza de lograr el cuidado de sus hijos o un régimen de visitas adecuado, para no ser “borrados” por el paso del tiempo.

Tampoco se puede perder de vista que muchos hombres miran a las disputas de tenencia como una forma de evitar el pago de la pensión de alimentos o ejercen violencia física y sicológica contra sus exparejas por estos temas, pero creo que son casos que podrían ser enfrentados de mejor forma sin la regla de la preferencia materna.

Este es un tema con profundas implicaciones sociales y humanas, con dolorosas consecuencias para la vida de todos quienes se encuentran en esa situación, en particular para los niños y niñas que, además de sufrir la separación de sus progenitores, terminan en la mitad de una disputa en la que no se toma en cuenta su bienestar, sino el interés de los adultos que no siempre coincide con el suyo. Se requiere de una reforma legal que permita conceder la tenencia compartida, excepto en caso de riesgo comprobado, y que sancione –civilmente- a quienes utilizan a sus hijos para castigar la separación o impidan el contacto con el otro progenitor; es hora de que dejemos de pensar en la perspectiva de los adultos y asumamos que es el interés de los niños el que se debe privilegiar.

@farithsimon