León Roldós

¿Creíbles las “delaciones”?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 59
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 6

En el Ecuador hay una figura muy similar que es “colaboración eficaz”. Su normativa principal está en el Código Orgánico Integral Penal, Arts. del 491 al 494.

El que acepta tener responsabilidad en un delito se compromete a hablar, a entregar pruebas, a develar el entorno y los actores aun no identificados de las infracciones en que participó. Se supone que es el infractor arrepentido. En correspondencia, espera recibir sustanciales rebajas o sustitución de penas.

En teoría, parece interesante la delación o colaboración eficaz, pero tiene un riesgo: generar versiones direccionadas para imputar a unos, sea cierta o falsa la imputación, y/o excluir a otras personas, peor de haber “tongo” entre “delator”/”colaborador eficaz”, fiscalía y jueces.

En Brasil están cerrando el acuerdo de delación con 77 ejecutivos de Odebrecht. En el macro acuerdo participarían las Fiscalías de los Estados Unidos de América y de países de la Unión Europea. Se calcula que por lo menos 1.800 millones de dólares, estarían de por medio. Odebrecht declara que no tuvo ideología para caer en la extorsión de toda la clase política de Brasil, incluyendo al Partido de los Trabajadores -con Lula a la cabeza- y el actual gobernante Michel Temer, que en fórmula -binomio- fue Vicepresidente con la destituida Dilma. En el Ecuador, país al que retornó Odebrecht, de la mano de Lula, después de haber sido expulsada, ¿nada habrá que investigar?.

Días atrás, el ex ministro Pareja Yannuzzelli, por intermedio de su abogado, pidió que se le permita ser un “colaborador eficaz”. Ofrece hablar y presentar pruebas. ¿Será para salvar a alguien?.

Días atrás cuando detuvieron al ex Gerente de la estatal petrolera, Marco Calvopiña, se dijo que había caído el “cabecilla”, lo que llevó a la multiplicación de burlas, porque en la percepción colectiva Calvopiña ha de ser un actor secundario en el reparto. Fajos de dinero en la casa de Calvopiña estaban fechados 2008, de haber sido de una pillería eran de una antigua, no de la época reciente de la repotenciación de la refinería (2015-2016).

Pareja Yannuzzelli debe tener una mínima dignidad, comparecer sin condiciones.
Eticamente, cuan reprochable es que haya involucrado a sus hijos y a su familia política. Su cuñado Fernando, un excelente profesional, sin vínculo alguno con Pareja, a más del parentesco citado, domiciliado en Quito más de una década, estuvo en Guayaquil el día de difuntos, 2 de noviembre, para visitar la tumba de su padre, un eminente médico fallecido décadas atrás, y fue a visitar a su madre de 83 años y a una tía de 87 años que sufre de Alzheimer. La policía lo detuvo, sin prueba alguna de vinculación, es un rehén en el encubrimiento global de los delitos en Petroecuador.