Pablo Ortiz García

Sin ofender

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 7
Contento 171

¡Qué ofensivas declaraciones contra el pueblo de Quito las realizadas por una asambleísta perteneciente a Alianza País! En una entrevista dijo: “Tuve la oportunidad de estar en la Shyris y yo lo que sentí fue odio, odio en jóvenes bajo los efectos del alcohol, bajo los efectos del consumo de sustancias, odio…”. ¿En dónde habrá estado esta mujer?

Todos conocen que el grupo progobierno está en el lado norte de la Tribuna de la avenida De los Shyris, y la oposición en el sur de esa tribuna, separados por un cordón policial.

Sin importar a qué sector se refiere esta mujer, ¡protesto por esas declaraciones que ofenden a los jóvenes! Como ecuatoriano, no acepto semejantes palabras de esa asambleísta que denigra a los habitantes de la capital ecuatoriana.

Si es de Alianza País, debió ubicarse dentro de los metros cuadrados que ocupan sus integrantes, acordonados por un fuerte contingente policial. Así que mal pudo haber sentido odio, o efectos del alcohol en gente de la oposición, ubicada bastante distante del sitio en el cual ella -se supone- se colocó.

No creo que se refiera a las personas que la rodeaban por más que su líder reparte odio los sábados. Me parece que lo que dijo demuestra su poca credibilidad y la sumisión al economista Correa. ¡Pobre!, no hay otra expresión para ella.

Conozco de las manifestaciones exigiendo libertad y rectificaciones al Presidente de la República. Quienes protestan caminan pacíficamente alrededor del parque de La Carolina.

Todo este sinnúmero de personas va gritando eslóganes, versos en contra de las políticas del gobernante, pero ver alcohol u otras sustancias a las que se refiere la asambleísta de Alianza País, ¡jamás! Está mintiendo para quedar bien frente a su ‘jefe’. ¿A dónde habrá ido y con quién?

La sustancia a la que se refiere debe ser la que se encontró en una valija diplomática que se envió a Italia, y que unos perros calificados, por otro funcionario de Correa, de “ineptos” no lograron detectar con su olfato.

No sé cómo no dijo, sumisa como es al igual que las tres mujeres que obedecen al ‘gran jefe’, que los manifestantes deberían estar comiendo “m..., m...”, ya que según los dirigentes de su movimiento político, se supone que solo gente adinerada ha ido a la avenida De los Shyris.

Los del actual gobierno, al tiempo que se realizan marchas, se encuentran cenando en restaurantes exclusivos del Ecuador. Se codean con pelucones a los que intentan imitar.

Si no creen que los principales del gobierno van a lugares exclusivos para comer platos internacionales, preparados por ‘chefs’, no por cocineros, que les cuenten con más detalle lo sucedido el fin de semana pasado, cuando influyentes funcionarios públicos fueron a cenar a sitios caros, y los otros comensales que se encontraban en esos mismos lugares protestaron por su presencia.