Carlos Jaramillo

La Ley Mordaza

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
22 de June de 2013 00:03

El proyecto original de la Ley de Comunicación, mejor conocida como "Ley Mordaza", fue discutido y aprobado, con múltiples observaciones, en primer debate, durante el anterior período de la Asamblea Nacional, y se lo congeló aproximadamente cuatro años porque no se contaba con suficientes votos para su aprobación en segundo debate.

Legisladores de oposición denunciaron que la Comisión correspondiente manipuló e introdujo paulatinamente cambios y nuevos artículos, algunos en forma subrepticia, como aquellos recientes, mediante los cuales se crea la Superintendencia de Comunicación y se instituye el Linchamiento Mediático, que ha dado lugar a que se increpe que los espacios en los que se ha institucionalizado esa infracción son las "sabatinas", de lo cual el acucioso "ponente" se ha hecho de la vista gorda. Tampoco ha acogido las observaciones de entes internacionales.

En flagrante violación de la Constitución, no se ha permitido que algunos legisladores conozcan siquiera el texto con la debida anticipación y, sin debate alguno, se ha sometido el manoseado proyecto a la segunda votación y se lo ha aprobado en forma precipitada el 14 de este mes, fecha de ingrata recordación.

Varios legisladores y representantes de respetables instituciones no gubernamentales del país y del exterior han expresado su preocupación por esta ley y algunos de ellos han apelado ante organismos internacionales por el procedimiento ilegal utilizado para su aprobación y por su contenido, que consideran constituye "la estocada final a la libertad de prensa en Ecuador" y "un retroceso de siglos en materia de libertad de expresión; el más grave registrado en América Latina".

El Departamento de Estado de Estados Unidos también ha dejado constancia que "la Carta Democrática Interamericana establece la libertad de expresión como componente especial de la democracia representativa, independiente y responsable, que es fundamental para informar al público" y el Relator Especial de la Organización de las Naciones Unidas para la Libertad de Expresión ha manifestado que esta ley "tiene elementos que afectan gravemente la libertad de expresión, tales como la creación del concepto de linchamiento mediático", por lo que recomienda al presidente Correa que no la sancione sino que la envíe de regreso a la Asamblea, para que sea discutida ampliamente antes de su aprobación.

Lo cierto es que la Revolución Ciudadana aprobó ya tan cuestionada ley, que ha sido objeto de una avalancha de críticas que merecen atención. En caso contrario, sólo faltarían la sanción y la expedición del reglamento por parte del Ejecutivo para que empiece a cumplir su nefasto cometido, pero el periodismo independiente también está decidido a continuar su misión con igual o mayor denuedo.