León Roldós

Lo superlativo en Correa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 121

Es impresionante. Con motivo de la expulsión de Lilian Tintori, “la coloradita venezolana” en expresión de Correa, vi una entrevista en que él afirma que Venezuela bajo el gobierno de Maduro es el país más equitativo de la región. De ser diez la máxima calificación, quizás Venezuela merece “once”, en el criterio de Correa. ¿Qué le parece, lector?. Ningún pueblo –peor si tiene riqueza despilfarrada como Venezuela- debe llegar a la falsa equidad de ser iguales, pero en la profundización de la pobreza.

Cuando el Presidente chino Xi Jinping, en noviembre del 2016, viajó a la Cumbre Asia – Pacífico en Lima, donde se encontraría con los líderes de 21 países que representaban el 49% del comercio mundial, entre éstos Obama y Putín, pasó por el Ecuador. Correa declaró que era el acontecimiento más importante de nuestra historia. ¡Qué exageración!. Ni el hecho de ser el Jefe de Estado del país con el que el Ecuador tiene el mayor endeudamiento de la historia lo explica.

Igual es Correa cuando se refiere a personas. Los casos de Pedro Delgado y Pareja Yannuzzelli lo evidencia.

Para Delgado no excluyó halago alguno. El homenaje que él presidió en el Hotel Quito –septiembre 13 del 2012- fue aprovechado por Correa para calificar a los medios y a los periodistas que habían cuestionado a Delgado, de “sátrapas, miserias humanas e incapaces”. Después de que en diciembre del 2012, el propio Presidente permitió que Delgado viaje al exterior - ya entonces estaban evidenciados ilícitos penales- el prófugo quedó retirado del entorno. En días recientes, de varios ilícitos Delgado ha acusado al Presidente, para mí el más grave imponer “diezmos” –contribuciones a funcionarios y a quienes negocian con el Estado-, por la vía de una recaudadora, cuyo nombre indica, también la forma y donde se invertía. ¿Es calumnia?, aspiro y espero que lo sea, pero una Fiscalía independiente debería investigar, aun para evidenciar la calumnia.

Para Correa, desde la campaña del 2006, Pareja Yannuzzelli era un acompañante inseparable. Alguna ocasión se publicitó – tengo la imagen- de Correa festejando un cumpleaños de Pareja, introduciéndole la cara en un pastel. El nuevo pastel pasó a ser Petroecuador. En junio del 2016, fuera Pareja del Gobierno por las denuncias de Villavicencio, Correa le ofreció apoyo para que Pareja le responda a Villavicencio. Desde semanas recientes, la agresividad y la burla de Pareja para Correa no tiene límites.

En los últimos días Correa ofrece poner sus dos manos al fuego, si algo ilícito ha hecho Jorge Glas. Ojalá no se le chamusquen.

Cuando Correa esté en Bélgica con su familia, aspiro que reflexione que no es de un estadista hablar y actuar en formas superlativas.