30 de January de 2010 00:00

Inquietudes Nacionales

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Abelardo Pachano

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

1. ¿Le parece, como afirman voceros del Régimen, que la posible aprobación de la Ley de Comunicación afectará solo a los “poderes fácticos”?

El proyecto en su versión actual es de una ley construida con mecanismos y definiciones muy adjetivizados y, por lo tanto, con problemas de interpretación subjetivos que podrían utilizarse como instrumentos que limiten la libertad de expresión de los ciudadanos y demás miembros de nuestra sociedad. No es un tema dedicado a los medios de comunicación que están en la parte final de la cadena de transmisión de las opiniones o de la información de la sociedad. Rebasa su campo de acción y responsabilidad y concentra su efecto en la creación de una atmósfera pesada, densa que llevaría a la pérdida real de la capacidad de razonar y defender las ideas que libremente crean y deseen sostener de forma espontánea todos los miembros de la comunidad.

Esperemos que el acuerdo legislativo de reformar a fondo el contenido conocido del proyecto se plasme y el país pueda superar la amenaza que tiene en el corazón del sistema democrático.

2. ¿Con el nombramiento de una nueva comisión negociadora del Yasuní-ITT, el Gobierno limpia su imagen tras la salida de Fander Falconí y Roque Sevilla?

No lo creo. El daño hecho es muy profundo y rebasa la frontera nacional. Se maltrató a los donantes, a NN.UU., a los delegados oficiales con expresiones incomprensibles, salidas de tono que dejaron una profunda marca en especial en quienes tenían algún interés en participar en esta idea. El Gobierno se autoinfligió un nuevo castigo internacional.

Inclusive, si se piensa con objetividad, dejando la pasión a un lado, las posibilidades de alcanzar un resultado cercano a las aspiraciones nacionales que se tenía antes del conocido incidente, era bajo. Las condiciones económicas mundiales no eran ni son las más adecuadas y la propuesta tiene mucho de experimental, por lo cual las condicionalidades para el uso de los recursos donados partían de un nivel de incertidumbre al cual se había añadido las consecuencias de las decisiones unilaterales tomadas por el país para desconocer sus compromisos financieros internacionales.

El tema de la soberanía que marca con insistencia el Gobierno cuando una negociación no le gusta es la puerta de escape a las secuelas que dejan las políticas públicas que se imponen por la fuerza. La nueva comisión del ITT parte de una situación adversa a la cual se le añade la insistencia del Gobierno de no aceptar una postergación indefinida en la explotación de estos campos petroleros, sobre los cuales ya estableció un compromiso de desarrollo compartido con Venezuela para disponer del crudo necesario para la refinería en Manabí. Finalmente, mientras pasa el tiempo la deforestación hecha por colonos es muy dañina y acaba cada día con un pedazo del parque.

3. ¿Cómo analiza usted las recientes polémicas por los casos Filanbanco y Natalia Emme?

Se aprecia el resultado de todo ese largo pero perseverante proceso de irrespeto a las instituciones públicas que ha llevado a un punto de quiebre organizacional por el profundo debilitamiento del Estado ecuatoriano. En estos casos se ha perdido todo respeto y consideración al sistema judicial, cuyas decisiones, buenas o malas, son sometidas al escarnio público si no satisfacen las conclusiones del juzgamiento anticipado hecho por la sociedad. Por supuesto, con esto no se quiere dejar una duda sobre el deterioro en la calidad argumental de los fallos expedidos o sobre el abuso en la utilización de las instituciones para atender un problema personal.

Es increíble ver, oír, leer declaraciones terminantes y cargadas de juicios de valor de representantes de otras funciones del Estado, como si fueran los jueces a los cuales se las ha sometido las causas que están en ventilación abierta. A nadie se le ocurre mantener la tesis del debido proceso para evaluar la responsabilidad con la cual actuaron los jueces o se utilizaron las instituciones. Se atropellan los derechos humanos cuando las circunstancias son propicias a ciertos fines, para luego rasgarse las vestiduras defendiéndolas. Se ha impuesto la ley de la selva.

Y para ver un ejemplo de las contradicciones nacionales basta analizar la nominación angustiosa y urgente de tres destacados y reconocidos juristas, dos de los cuales formaron parte de la denostada Corte Suprema de Justicia, para que reemplacen a los conjueces suspendidos y ayuden a resolver el entuerto jurídico, que confirma la tesis de que los cambios hechos por la Constituyente de Montecristi para construir un nuevo sistema confiable, seguro y creíble, partió de premisas falsas que llevaron a cometer un error histórico, pues ahora se busca precisamente aquellos que fueron injustamente catalogados como parte de la vieja partidocracia.

Lo que comienza mal, termina mal. Esa es la conclusión de lo que vemos.

4. ¿Es saludable para la economía nacional el inicio de la minería a gran escala con tres empresas internacionales?

Claro que si, pero eso no ocurre todavía. Falta bastante por definir. Es una riqueza considerable que puede servir de mucho en la solución de las necesidades nacionales. Se habla de reservorios con una dimensión representativa a escala mundial. Ojalá los contratos se firmen y sean adecuados, se los respete, dispongan de responsabilidades claras y un sistema de auditoría efectivo y oportuno. Distribuyan de forma equitativa la renta entre el Estado y el inversionista. Cuiden el delicado ambiente en el que trabajan y mantengan relaciones con incentivos que corrijan las serias limitaciones de desarrollo de los pueblos circundantes.

Esperemos que se rompa la tendencia irrespetuosa de rompimiento unilateral de las obligaciones asumidas por el Estado y este sector pueda trabajar con reglas definidas y estables.

5. ¿Qué debe esperar el país del nuevo canciller, Ricardo Patiño, en referencia a las relaciones comerciales y diplomáticas con el mundo?

El Gobierno mantiene la política de enclaustramiento y aislamiento internacional. Escogió la lealtad frente a la especialidad y el profesionalismo. Se aprecia la carencia de opciones para la dirección del Estado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)