Abelardo Pachano

Inquietudes nacionales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
15 de December de 2012 00:02

1. ¿Qué impactos regionales puede tener una eventual sucesión de Chávez en Venezuela?

Bajo el supuesto de la realización de nuevas elecciones con un resultado de alternancia democrática, se podrán apreciar los siguientes hechos: el debilitamiento del acuerdo político de la Alba cuya visión de política internacional, distante y crítica con los países líderes del mundo occidental es compartida por todos sus miembros y en la cual el centro de gravedad de su sostenimiento recae en la gestión del Gobierno venezolano.

Es posible una revisión del acuerdo de compensación monetaria conocido como Sucre, que duplica el mecanismo de compensación de Aladi en ejecución entre bancos centrales desde hace años.

También sufriría un cambio profundo el programa de cooperación internacional sustentado en la entrega de petróleo a precios subsidiados. Los mayores beneficiarios actuales y potenciales afectados son Cuba, Nicaragua y algunos países del Caribe.

Los efectos podrían irradiarse al Mercosur, ya que la participación en ese bloque no le ofrece réditos tangibles a Venezuela. No sería descartable pensar en un regreso a la CAN, lo cual tiene mucha lógica económica por el intenso intercambio comercial con Colombia.

Más allá de lo regional, el nuevo Gobierno podría abrir negociaciones de tratados de libre comercio con varios países y regiones económico-políticas del mundo. La salida del Mercosur lo posibilitaría.

2. ¿Cómo entender que se invite a 12 firmas chinas y una colombiana para la construcción de la línea de transmisión del proyecto Coca-Codo Sinclair con el sistema interconectado?

La estrecha relación económica y política del Ecuador con China explica en gran medida esta situación, a lo cual se añaden las restricciones políticas creadas en las relaciones con algunos países desarrollados por la visión ideológica del Gobierno que prefiere vínculos cercanos con países sustentadores de políticas desafiantes de la paz mundial.

Otro elemento radica en la necesidad de financiar la realización del proyecto, lo cual constituye una dificultad mayor, aunque superable por supuesto, de empresas de capital internacional. Finalmente, existe la disposición del Gobierno de preferir empresas estatales frente a privadas.

Según la Cámara Ecuatoriano China existen alrededor de 38 empresas chinas trabajando en proyectos de sectores estratégicos y de construcción del país, y las 15 principales firmas tienen contratos por más de 6 000 millones de dólares.

Toda esta línea de entendimiento con la China se aprecia en el monto de la deuda externa pública contraída con ese país.

3. Este año se alcanzará a cerrar la brecha entre el salario mínimo y el salario digno, ¿es un logro del Gobierno?

Para el cálculo del Salario Digno se divide el monto de la canasta básica familiar del 2011 para el número de perceptores (miembros de familia que trabajan) del hogar según el INEC. Hasta ahora se mantiene este coeficiente en 1,6 a pesar que según el último censo habría pasado a ser igual a 2.

Los datos calculados con el coeficiente conocido, demuestran una reducción sostenida de la brecha, que con seguridad habría desaparecido si se incorpora el nuevo número de perceptores de ingreso por hogar.

En el año 2008, la brecha era de 67 dólares mensuales y para el 2011 se redujo a 20 dólares. Con el aumento del salario mínimo en el 2012 y, además el incremento de perceptores por hogar, la brecha debería estar cubierta.

Ya para el 2011 de los 22 sectores que mantienen comisiones sectoriales, 17 rebasaron el nivel del salario digno. Faltaban agricultura, pesca, productos farmacéuticos, textiles y automotor.

Sin duda han mejorado los ingresos de los trabajadores pero lo ha hecho a costa de un debilitamiento de la demanda de mano de obra. Los indicadores de empleo lo evidencian. Ha sido el Gobierno quien ha cubierto este cambio en la composición de la demanda.

4. ¿Cómo interpretar el crecimiento económico de Quito, proyectado para los siguientes tres años, en 7% anual?

El Municipio sustenta este resultado, cuyos cálculos no son públicos, en la ejecución de algunos proyectos: el primero, la construcción del metro, para el cual la nueva estimación del costo alcanza los 1 677 millones de dólares, esperándose que la primera etapa concluya en el año 2016. El monto de esta obra lo ubica como la tercera inversión pública más importante del país en los años por venir. Los datos municipales señalan un impacto directo de 3 000 empleos y entre 18 000 y 20 000 trabajadores indirectos.

Otra obra es el reacondicionamiento del actual aeropuerto como parque y centro de diversas actividades recreativas y sociales. El plan ofrecido contiene además la ejecución de un Parque Tecnológico con la participación combinada de empresas públicas y privadas.

Finalmente, el Municipio tiene la esperanza de encontrar una reacción positiva y de magnitud de la inversión privada frente a estos incentivos públicos y sostenga un dinamismo que lleve a resultados, nuevos emprendimientos anuales del orden de los 500 millones de dólares.

5. ¿En qué condiciones cierra el año la economía nacional y qué decir frente a las expectativas de cifras como las que procesa Cepal?

Se espera un cierre del PIB del 2012 con un crecimiento menor al del 2011. El indicador podría estar alrededor del 4%. Ha sido un nuevo año con precios altos del petróleo ecuatoriano, cuyo promedio llega a 100 dólares, aunque la producción no acompañó con una reactivación sostenida. Se mantuvo el ritmo creciente de gasto público (aunque en un porcentaje inferior a los ingresos). La deuda pública aumentó nuevamente de manera intensa, mientras los créditos del sistema privado han mantenido su ritmo con tendencia declinante. Pese a ello, los hechos evidencian una desaceleración en el consumo privado y la existencia de una brecha estructural externa.

Las políticas económicas no han contribuido a generar incentivos a la actividad privada, en especial a sus decisiones de inversión.

Las estimaciones de la Cepal señalan que el crecimiento de la economía ecuatoriana estaría en el orden del 4,5% durante el 2012 y 2013. Sin embargo, estas estimaciones no incluyen el impacto de la reducción del crédito por los tributos aplicados a la banca.