Abelardo Pachano

Inquietudes nacionales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
28 de December de 2013 00:05

1. ¿De qué forma el IESS puede sustentar el crecimiento de afiliados de estos años para darle prestaciones y especialmente en las futuras pensiones jubilares? Es una novedad la existencia de más de ocho millones de afiliados. Más del 100% de la PEA urbana y del 50% de la población total. Hasta hace poco tiempo no llegaban a tres millones (y ya era un número crecido). De pronto hay una explosión de afiliaciones que deben explicar las autoridades del IESS, pues depende de las condiciones en las cuales se han incorporado al sistema para poder apreciar si con sus aportes contribuyen a resolver o por lo menos mitigar el enorme déficit actuarial conocido y agravado por las decisiones tomadas en los últimos años.

La pregunta es pertinente pues si se trata por ejemplo de la incorporación de afiliados del seguro campesino, la situación en lugar de tener un mejoramiento se habrá agravado, pues los aportes de ellos son simbólicos y las obligaciones contraídas de valor considerable.

Las reformas al sistema de seguridad social han hecho que el déficit actuarial del fondo de pensiones se incremente de forma notable. En marzo de este año, la consultora Actuaria presentó un estudio -con corte al 2010 y con una proyección al 2050-, en donde estimó un déficit en el seguro de invalidez, vejez y muerte de USD 5 142 millones, el mismo que de no darse una reforma a la Ley de Seguridad Social en lo referente al incremento de pensiones, podría incluso pasar a los USD 11 224 millones. En el caso del fondo de salud individual y familiar, la situación no es muy distinta pues el estudio establece un déficit de USD 2 613 millones.

Lo más grave se aprecia cuando se incluye la obligación de pago del Estado del 40% de las Pensiones, que en términos reales ya es un déficit asumido y que al incorporarse a los datos anteriores, lleva la cifra del déficit actuarial por encima de los 50 000 millones de dólares.

Frente a esta situación que llevará a un estado casi inmanejable del IESS, la consultora recomendó aumentar (casi duplicar) el aporte que hoy realizan los afiliados del 9,7% al 17,8%, subir el tiempo de aportación mínimo para la jubilación que hoy es entre 10 y 30 años a entre 20 y 30 años y aumentar, en un año adicional y de manera paulatina, la edad de jubilación hasta los 65 años. Ese es el destino de ese sistema de reparto que se lo maneja con escasa responsabilidad y mucho populismo.

Pese a estas recomendaciones, que deberían contrastarse con un sistema mixto de capitalización y reparto, y aún no han sido recogidas, el Consejo Directivo del IESS acaba de aprobar una nueva resolución -que entrará en vigencia a partir de enero- para permitir el ingreso de afiliados voluntarios sin restricciones; es decir, sin límite de edad para poder financiar su pensión jubilar, sin necesidad de presentar exámenes médicos para poder acceder a los servicios de salud y sin requerimiento de carencia (tiempo mínimo de aportación), con lo cual el efecto será tener una situación actuarial más compleja para el manejo de los fondos previsionales y de salud .

2. En su artículo del 20 de diciembre, usted dice que la balanza comercial tiene problemas. ¿Se pueden venir restricciones fuertes a las importaciones? Ya están en marcha. Se han expedido innumerables normas de control, tasas que sirven precisamente como medidas para arancelarias de control de importaciones. Se anuncian otras que completarán el abanico diseñado para la limitación cuantitativa de estas compras internacionales.

En el período enero-octubre 2013 se registró un déficit comercial de USD 1 060 millones. Un año atrás hubo un superávit comercial de USD 21 millones. Si bien este déficit se debe en parte al descenso en los ingresos petroleros, la balanza comercial no petrolera continúa reflejando un escenario poco alentador. En los 10 primeros meses del año las importaciones no petroleras se registraron en USD 16 690 millones mientras que las exportaciones no petroleras fueron la mitad: 8,870 millones, por lo cual la balanza comercial no petrolera tuvo un déficit de USD 7 820 millones de dólares El Inen creará y adaptará nuevas normas técnicas de calidad, con lo que incluso se podría llegar a duplicar el número de normativas vigentes. En particular, el pasado 3 de diciembre entró en vigencia la exigencia del Certificado de Reconocimiento Inen como documento de soporte a la Declaración Aduanera para 298 subpartidas. Si bien los pronunciamientos oficiales han señalado que esta medida no busca frenar las importaciones sino que trata de garantizar productos de buena calidad para el consumidor ecuatoriano, lo cierto será el freno en las compras. Otra medida son los nuevos etiquetados de productos con requerimientos particulares del país. Es más, la industria de metal propone sustituir importaciones en 992 millones de dólares mediante el incremento de aranceles, la aplicación de normas técnicas y de licencias de importación. Protección pura y simple.

3. ¿Cómo abrir el abanico de exportaciones y de qué manera se puede fomentar nuevos mercados como la Unión Europea y los países de la Cuenca Asia-Pacífico? El primer paso fue la creación del Ministerio de Comercio Exterior -antes un Viceministerio dependiente de la Cancillería-, para que sea el rector de la política de comercio exterior e inversiones; y cuya tarea sea formular, planificar y coordinar esas políticas, en especial la promoción de exportaciones, la atracción de inversiones, el impulso de los procesos de integración económica, etc. La creación de este Ministerio implica que la política comercial es trascendente para el Gobierno.

En este entorno, los acuerdos de complementación económica por países o los acuerdos comerciales negociados por bloque son vitales, permiten defender los mercados alcanzados, incrementar la canasta de productos exportables con mayores beneficios, diversificar los países de destino de las exportaciones e incluso promover la transformación de una parte de la matriz productiva. Para lo cual se requiere sostener un ambiente amigable a la inversión, con reglas fiscales estables, competitivas frente a los países que generan producción parecida a la nacional, precisamente para incentivar proyectos que aprovechen las ventajas creadas, ayuden a generar empleo y mitiguen el déficit comercial.