Patricio Quevedo

¡Guía muy urgente!

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
23 de January de 2013 00:01

Mientras asomaron ya las primeras sabandijas de la ‘campaña sucia’ contra candidatos que ‘están creciendo mucho’, fue sintomático que este fin de semana, dos ‘vecinos’ de columna, Milton Luna Tamayo y Lolo Echeverría, desde sus propios andariveles, protestaran contra aspectos penosos del proselitismo electoral. De manera terminante, el primero habló de un “aburrimiento total”; agregó que “el país bosteza” y luego sostuvo que “vivimos una de las campañas más desganadas desde 1979”, atribuyendo estas circunstancias “a la abrumadora maquinaria electoral oficial”, mientras que Lolo se quejó porque cuando los discursos de campaña, “cada candidato se presenta como un sabelotodo, pontifica de todo y niega valor a quien se le oponga”.

En suma, apatía sobre todo, confusión y desconocimiento .

Pero justamente por esas circunstancias, adquirió singular trascendencia, una iniciativa de la Cámara de Industrias y Producción concretada en un folleto : “Yo te propongo Ecuador, políticas públicas para un desarrollo sostenible”.

El documento señaló que durante 76 años de vida institucional, se ha preocupado de la representación gremial con los objetivos de “fortalecer la actividad productiva nacional”.También recordó que la Cámara reúne a 18 sectores productivos, sus empresas afiliadas ofrecen más de 80 000 empleos directos y aportan con la cuarta parte del Impuesto a la Renta.

Para los lectores más ocupados hay un Resumen Ejecutivo y el apunte de que el documento tiene la intención de contribuir al debate público, no solo de los candidatos sino de toda la sociedad y que abarca los grandes temas de interés nacional.

Muestra especial relieve el aserto de que la formulación de las políticas públicas debe hacerse hacia objetivos de mediano y largo plazos y por eso el estudio sostiene el que “consideramos debe ser el rol del Estado y el del sector empresarial, y sobre estas bases específicas las propuestas debidamente sustentadas en seis rubros: macroeconomía, laboral, comercial, social, energética y ambiental”.

Advierte que “se requiere contar con la efectiva vigencia de un Estado de Derecho en el que prime la solidez institucional democrática, la independencia de poderes y el principio de legalidad, donde los individuos estén protegidos por normas previamente establecidas e instituciones jurídicas que garanticen sus derechos y libertades”. A su vez el rol del sector empresarial, eje dinamizador de la economía, debe procurar su permanencia en el largo plazo para garantizar la constante creación de riqueza y contribuir a que mejore el nivel de vida de toda la población.

A días de los comicios, sería de la mayor utilidad someter a los candidatos a interrogatorios que revelen si están dispuestos para la magna empresa y, según los resultados, decidir el voto responsable y también el futuro de una nación digna ciertamente de mejor suerte.