2 de July de 2010 00:00

TRANSPARENCIA PÚBLICA

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Este Diario presentó una serie de reportajes que muestran los vínculos empresariales de Fabricio Correa. Más allá de lo que se mostró y contrastó como corresponde a un ejercicio responsable y profesional, quedan temas pendientes de atender en materia de investigación fiscal, pronunciamientos de los organismos de control, y acaso algunos de ellos deberán ser procesados por la justicia.

Hace un año, una investigación de un matutino colega dio a conocer que el hermano del Presidente tenía intereses en varias empresas que a su vez establecieron contratos con el Estado. Desde entonces, el empresario que había sido puntal en la campaña presidencial de su hermano saltó a la palestra pública y los cruces de palabras subidas de tono han reflejado una lucha fraterna con léxico de alto calibre en los medios de comunicación.

Al cabo de un año de aquella denuncia, la investigación que se presentó en estas páginas demuestra que los contactos empresariales no han cesado. Más allá de ofrecimientos de suspensión de contratos, este conglomerado vinculado inclusive ha establecido otros negocios en esferas tan complejas como la petrolera hasta por USD 872 millones, según la veeduría ciudadana que el propio Presidente instauró. Curioso que las autoridades no hayan colaborado con este ejercicio de transparencia, elemento esencial en una sociedad democrática.

Más allá de detalles y las minuciosas investigaciones debidamente respaldadas por documentación, el país debe pensar que nada de esto se hubiese podido conocer en este caso ni en otros polémicos de nuestra historia de no ser por el ejercicio libre, responsable y exhaustivo del periodismo. Una reflexión oportuna cuando se debate una ley que busca desde el oficialismo control y sanción a la prensa libre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)