25 de January de 2013 00:01

LOS JUECES DESTITUIDOS

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Meter las manos en la Justicia. A esta altura, cuando esa fase resuena, casi ningún ecuatoriano duda de la identidad de su autor. Lo que parece una aberración en un país que goce de un Estado de derecho que se precie, en Ecuador es hoy un símbolo del ‘cambio de época’.

Más allá de las transformaciones emprendidas, de las cómodas y funcionales reformas arquitectónicas a las dependencias donde se administra justicia, muchos ecuatorianos se preguntan si en realidad existe un cambio.

Lo formal denota mayor agilidad en la recepción de trámites, lo que se saluda y hasta se aplaude, siempre y cuando se haya ejecutado con contratos transparentes y empleando bien los dineros públicos. Eso es lo primero que debiera vigilar la Contraloría, lo mismo el nuevo Consejo de la Judicatura, como garantía de independencia y punto de partida, más aún cuando se evidencia que sus miembros están ligados al Ejecutivo.

De momento, que haya 324 jueces destituidos solo puede significar dos cosas. O que el número muestra un alto rango de falta de calidad, profesionalismo, hasta corrupción y fallas de procedimiento, o que la influencia de la política en la justicia no es, ni mucho menos, cosa del pasado.

El resultado de las causas donde tenía que ver el Ejecutivo, los procesos del 30-S o visitas de los ministros antes de la emisión de sentencias, no han sido buena señal. La Justicia y su independencia todavía siguen en evaluación.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)