Enrique Echeverría

¿Más dinero prestado?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 35
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 54

eecheverria@elcomercio.org

En el Gabinete había una Ministra valiosa: la Coordinadora de la Producción, doña Nathalie Cely. Hablando sobre la necesidad de dinero efectivo (o sea plata, que la política lo llama “liquidez”), con mucha lógica dijo el pasado domingo 11 de octubre: “Si no tenemos ahorros es necesario conseguir liquidez”. Es decir, conseguir plata. ¿Cómo? ¿Dónde?

Para aprobar el Presupuesto del Estado para este año 2015, alguien calculó que venderíamos nuestro crudo (petróleo) a un precio cercano a 80 dólares el barril.

Nadie advirtió que los estadounidenses ya estaban extrayendo su propio crudo de unas rocas y que comprarían menos petróleo en el mundo productor. En nuestra Asamblea Nacional –al parecer encargada de decir sí a cuanto proponen desde el Ejecutivo– simplemente aprobaron semejante precio de venta.

¡País dolarizado! Resulta que hay cuatro con esa moneda: Panamá, Estados Unidos, El Salvador y nuestro querido Ecuador. Los tres tendrán crecimiento económico entre 2,3%, 2,6% y 6%; mientras nosotros apenas progresaríamos en menos de 1% (0,6%). Como siempre: ¿quién tiene la culpa?

Acudiendo a la Historia, los Incas acostumbraban guardar una parte de las cosechas para la época de ‘vacas flacas’. Los moradores de las provincias conquistadas perdían sus terrenos. El producto lo dividían en tres: una parte para el sol, otra para el Inca, y una tercera parael pueblo. “Los rendimientos, guardados en lo que llamaban almacenes reales, servían para el sustento del Emperador y de su familia, y para los gastos públicos, reservándose el remanente en beneficio del pueblo en caso de penuria”, indica el historiador Pedro Fermín Cevallos, en su obra ‘Historia del Ecuador’.

Los gobernantes Incas no estudiaban Economía ni tenían grados de Phd y similares, pero sí el buen sentido de guardar parte de la abundancia de la época de ‘vacas gordas’ para enfrentar las penurias de la época de vacas flacas.

Actualmente, un Presidente indígena, el señor Evo Morales, ha tenido éxito en la conducción de la economía de su país, Bolivia; y, por ello, le instan a que acepte la reelección para un tercer período. Morales que –según el expresidente Dr. Osvaldo Hurtado no tiene más estudios que los de secundaria ante la propuesta respondió afirmativamente, siempre que sea aceptado por el pueblo en consulta popular.

Si no tenemos liquidez, ¿de dónde vendrían los dólares para seguir gastando (invirtiendo, dicen partidarios)?

El endeudamiento actual del Estado es elevado; y se propone que ahora se endeuden más los del sector privado, que ya deben 6 000 millones. “Si podemos aumentarlo un 20% en los próximos tres años estaríamos contentos”, sentencia la señora Cely. Pero las deudas hay que pagarlas, porque nadie regala dólares a ­nadie. Eso lo sabe cualquier ciudadano … aunque no haya estudiado Economía.