Sebastián Mantilla

Descenso del crecimiento

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 0
6 de agosto de 2014 00:05

Sebastián Mantilla Baca
smantilla@elcomercio.org

La Cepal acaba de publicar este lunes un avance de su informe económico anual. Trae cifras del comportamiento de la economía durante los primeros meses del 2014. La novedad, pese a las expectativas positivas que se tenía al finalizar el 2013, es que América Latina ha tenido un descenso en sus niveles de crecimiento, el cual no se ubica en el 4,5%, como se preveía en un inicio, sino en el 2,2%.

El informe indica que la desaceleración observada en el último trimestre del 2013 se mantuvo durante los primeros meses del 2014. Pese a existir en la región una alta heterogeneidad en las dinámicas de crecimiento, los factores que han incidido para que la mayoría de las economías de la región se ralenticen son tres: entorno mundial menos favorable, desaceleración del consumo privado y caída de la inversión.

Hay que tomar en cuenta que prácticamente la mayor parte de las exportaciones de América Latina al mundo son de materias primas. La crisis que afecta a las llamadas economías desarrolladas y el descenso del precio de ciertas materias primas, como efecto de la reducción del ritmo de crecimiento de la economía China, configuran un entorno mundial menos favorable. En el caso de la desaceleración del consumo privado y la caída de la inversión son factores propiamente internos. De ahí que la Cepal sugiera en su informe trabajar más en aspectos de políticas económicas que promuevan la inversión y mejoren la productividad de los países de la región.

Brasil, por ejemplo, en lugar de expandirse, tendrá un descenso en sus niveles de crecimiento del 2,5% en el 2013 al 1,4% en lo que va del 2014. México, en cambio, muestra un repunte del 1,1% en el 2013 al 2,5% en el 2014.

No obstante, entre los países que muestran una mayor expansión de la economía están Panamá (6,7%) y Bolivia (5,5%), así como Colombia, República Dominicana, Ecuador y Nicaragua con índices del 5%.

Perú y Chile son la sorpresa. Si en años pasados eran los países de la América Latina que casi siempre tenían los más altos índices de crecimiento, en el 2014 no será así. Perú lo hará a un 4,8% y Chile a un 3%. Esta ralentización de sus economías se debe a la caída de los precios internacionales de minerales, pero también al deterioro de las condiciones financieras sobre la demanda interna.

Argentina y Venezuela son los países con peor desempeño en la región. Sus niveles de crecimiento en el 2014 serán menores del 1%. Los estrictos controles del mercado cambiario y del comercio no han tenido resultados positivos. Ambos países acarrean importantes desequilibrios macroeconómicos que redundan en el desempeño de la economía en general.

En este escenario, la Cepal sugiere que las políticas económicas tomen en cuenta las vulnerabilidades específicas de cada país. No obstante, en todos los casos se recomienda aumentar la inversión y la productividad para garantizar en el mediano plazo un cambio estructural con igualdad.