Benjamín Rosales

Crudo Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 176

Raramente oigo las sabatinas. Cuando lo he hecho ha sido solo parcialmente. ¡No tengo paciencia para mensajes tan largos! Sin embargo, me gusta revisar en la prensa lo que ha dicho el Presidente para enterarme de obras o acciones que ha hecho o planificado el gobierno, y conocer a los nuevos enemigos, que por intolerante, se crea Rafael Correa. En las últimas semanas el Presidente ha dedicado tiempo a unos memes de Crudo Ecuador. Confieso que cuando oí el tema, tuve que averiguar que es eso de memes.

En el diccionario de la RAE (corregido el 2009) no existe el término, seguramente porque su uso es reciente, se origina con el desarrollo de las redes sociales. Los “memes” son representaciones visuales enviadas por las redes (Facebook, Twitter, etc.) para transmitir ideas, comportamientos, o estilos entre personas de una cultura.

Crudo Ecuador es una cuenta que envía memes de humor socio-político, generalmente fotografías o videos editados, a través de esas redes informáticas. Son equiparables a las caricaturas en periódicos o revistas.

Quedé intrigado con el nuevo enemigo presidencial, por lo que entré en el sistema virtual a buscar la causa del disgusto. Crudo Ecuador se burla de algunos políticos, incluido el Alcalde de Guayaquil, dirigentes deportivos y futbolistas, y no es dedicado solo al Presidente como él dio a entender. El autor es hábil y usa el sarcasmo con sutileza. No encontré nada que me pareciera vulgar. Sobre la foto de Rafael Correa en un centro comercial de Ámsterdam, no encuentro algo ofensivo como para causar la irritación del Presidente. Por eso llama la atención que en su excesiva molestia incite a sus partidarios a acosar en las mismas redes sociales a Crudo Ecuador y su autor. Un nivel de intolerancia a la libertad de expresión injustificable.

Hay un meme que recoge partes de un discurso de Correa en inglés y otras de un programa de Chespirito para mofarse de la mala pronunciación que él tiene de ese idioma. ¡Está bien hecho!

Algunos se habrán caído de la risa al oírlo. El Presidente, que no tiene nada de tonto, sabrá que no habla bien el inglés, como tampoco el francés o el quichua; pero hace un buen esfuerzo y se hace entender, que es lo que vale. No tendría que avergonzarse por eso, más bien debe tomar esas parodias con humor, pues no hay mejor terapia que reírse de sí mismo.

La brusca reacción presidencial contra el autor de los memes humorísticos desnuda su total intolerancia a las críticas. En vez de afectar a Crudo Ecuador, lo ha popularizado. Sus seguidores en las redes se han multiplicado. Si se empeña en su trabajo, se pudiera convertir en una revista digital de sátira con éxito económico, ya que muchos ecuatorianos estaríamos dispuestos a pagar suscripciones para disfrutar de parodias y sarcasmos que nos hagan olvidar las obstinaciones del Presidente.

Ante la baja del precio del petróleo, Ecuador experimenta una cruda realidad económica, y el Presidente debería dedicar tiempo a ver cuáles gastos se pueden diferir o ahorrar, y cómo motivar la inversión privada para aumentar la producción exportable, en vez de pelearse con el buen humor y los principios de libertad de expresión.