Enrique Echeverría

Crisis en el Seguro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
6 de January de 2014 00:02

Miles y miles de trabajadores necesitan atención médica; y cuando han llegado a cierta edad, una jubilación más o menos razonable, ya que nadie les ofrece un nuevo trabajo.

Creyentes en el sistema democrático y en las normas de la Constitución de la República, estos miles de afiliados saben que, por lo menos en el aspecto legal, está garantizada la cobertura de las contingencias de … "enfermedad, maternidad, paternidad, riesgo de trabajo, cesantía, desempleo, vejez, invalidez, discapacidad, muerte"… Mas, siguiendo el aforismo popular, una cosa es con guitarra y otra diferente con violín; la guitarra simboliza lo que las leyes ofrecen; el violín, lo que la realidad entrega.

Según la experta en seguridad social señora Carmen Corral "El riesgo es que el fondo de salud quiebre. Los impactos ya están en el estudio actuarial del 2010 y éste ya pide tomar decisiones: aumentar la edad de la jubilación, las tasas de aportación", etc.

Numerosas personas tienen la experiencia directa de llamar a un call center para pedir cita y la conceden en una fecha generalmente para después de meses. Hasta tanto, el afiliado debe acudir a los servicios de los hospitales públicos, donde la preferencia es para no afiliados a seguros; o a la costosa medicina privada.

El caudal de ingresos por afiliaciones seguramente se incrementará con ocasión del aumento establecido para el salario mínimo vital, puesto que sobre esa base se cobra la aportación. Además, por última Resolución ingresarán afiliados voluntarios que darán su aporte.

Pero de acuerdo a la experta señora Carmen Corral, la preocupación radica en el estudio actuarial del año 2010 (recién entregado en el 2013) en el que se advierte que el seguro de invalidez, vejez y muerte tiene un déficit de US 5.141 millones. En nuestro criterio, la atención que se dé a los nuevos voluntarios podría causar mayor impacto al régimen de pensiones.

Es evidente que este generoso y humanitario paso será aprovechado por personas de cualquier edad que sufren una o varias dolencias, quienes tendrán derecho para recibir la atención médica, aunque no una pensión de vejez porque los años de aportación no serán suficientes.

Si los actuales afiliados "gozan" de atención médica tan limitada; si la capacidad hospitalaria del IESS es tan corta que ha debido contratar atenciones que no puede dar, con varios hospitales privados ¿cómo y dónde podrá atender a los nuevos, en particular si padecen más de una enfermedad en forma constante? No cabe olvidar que la decisión del gobierno al incorporar a los hijos y al cónyuge del afiliado, vio crecer su clientela para hacerse atender. Anota la experta que si a pesar de las deficiencias en medicinas, de citas, etc, buscan la atención en el IESS es porque no cuesta.

¡A pesar de esta realidad, el Seguro Social "Avanza"!