Cambio climático

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 19

Embajadores de la Unión Europea en Ecuador

El trascendental Acuerdo de París sobre el cambio climático, ratificado por la Asamblea Nacional la semana pasada, supuso un avance fundamental del multilateralismo del que tanto la UE como el Ecuador deben sentirse orgullosos.

La UE y sus Estados miembros estamos decididos a cumplir plenamente con la aplicación este Acuerdo, tanto interna como internacionalmente. Europa ha aportado, y continuará aportando, una cantidad sustancial de fondos para apoyar la acción por el clima en los países socios a través de fondos multilaterales, bilaterales y regionales y programas como Euroclima para fortalecer los vínculos entre la ciencia y políticas públicas.

En Ecuador, apoyamos proyectos para mejorar el manejo integral de residuos sólidos y la generación e implementación de políticas públicas locales de adaptación y mitigación al cambio climático. Hemos contribuido a la gestión descentralizada de los recursos naturales e iniciativas para proteger las Islas Galápagos y las otras Áreas Protegidas del país. Vamos a dinamizar nuestra cooperación científica, y con programas como Euroclima, fortalecer los vínculos entre la ciencia y políticas públicas.

Internamente, nos hemos comprometido a velar por que se complete el paquete legislativo y reglamentario necesario para alcanzar nuestro objetivo de París: reducir las emisiones al menos un 40 % en 2030 respecto a los niveles de 1990.

Conocemos y entendemos la preocupación sobre el posible impacto de las medidas relativas al cambio climático en el crecimiento económico. Pero hemos constatado que sucede lo contrario: nuestras emisiones han disminuido un 22 % desde 1990, mientras que el PIB de la UE ha crecido un 50 %. Durante este período, se han generado nuevos puestos de trabajo, empresas, tecnologías y ventajas competitivas.

La experiencia nos muestra que por cada euro invertido en la protección contra las inundaciones, podemos ahorrar seis euros en daños evitados. Dicho de otro modo, invertir en la resiliencia al cambio climático reduce también los riesgos actuales y futuros.

Si bien la UE tiene más de dos décadas de experiencia en la elaboración y aplicación de políticas de clima ambiciosas, somos conscientes de que muchos de nuestros socios lo están haciendo por primera vez. Estamos preparados para compartir nuestras experiencias y las enseñanzas extraídas, y ya hemos puesto en marcha una amplia colaboración en materia de política de lucha contra el cambio climático con algunos de nuestros principales socios.

Mantenemos nuestro compromiso de apoyar a Ecuador a implementar su Estrategia Nacional de Cambio Climático y en la transición a una economía hipocarbónica y resiliente al cambio climático.