Jorge Ribadeneira

Elecciones USA: Hillary y Trump

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 7

Doña Hillary Clinton, de 67 años, demócrata y amiga del presidente Correa, es a estas alturas la aspirante a la Presidencia de los Estados Unidos con mayores posibilidades de triunfo. Los republicanos tienen que escoger el rival entre ‘otro Bush’ -Jeb de 61- y un multimillonario -Donald Trump de 69- a quien se le ocurrió postularse a base de feos insultos a México.

El período del afroamericano Barack Obama -64 años- está aproximándose a su final, luego de ocho años difíciles, que le han sacado canas, sobre todo por una derrota electoral que dio mayoría a los republicanos en el Congreso. Desde entonces todo es más difícil, pero el Presidente dio dos ‘golpes’ últimamente y, en general, su figura ha sido bien apreciada en el exterior y ha sufrido en casa. La nueva relación con Cuba y el acuerdo con Irán le reanimaron, pese a que sus enemigos aún tienen armas en sus manos para retardar la culminación de esos triunfos.
Hillary tuvo que esperar cuatro años para lanzarse en pos de la Presidencia. Si gana -como se espera- será la primera mujer estadounidense que llega a la Casa Blanca. Es inteligente y bien preparada y durante su actuación anterior, como Secretaria de Estado, visitó sonriente el Ecuador y el presidente Correa la recibió muy cordialmente, sin que falte un buen beso de salutación.

Su rival más probable es el republicano Jeb Bush, con la circunstancia de que su padre y su hermano fueron ya presidentes de USA y dicen que -cuando hizo conocer sus aspiraciones- su mamacita comentó: ¿otro Bush, hijito. No está mucho ya? Pero Jeb tiene sus razones para continuar en pos de la candidatura. Por ejemplo -dice con entusiasmo- que él tiene armas para lograr votos latinos. Él conquistó ya una vez el voto hispano para ser gobernador de Florida y habla español casi a la perfección. Además, su esposa es una mexicana nacida en Guanajuato y se llama Columba Garnica. Por añadidura, cree que su apellido le dará más votos de los que le puede quitar. Ya veremos.

Bush tenía ventaja sobre sus rivales republicanos cuando, de pronto, le salió un contendor sui géneris. Nada menos que el famoso multimillonario Donald Trump, conocido como el magnate, con una fortuna que supera los 10 000 millones de dólares y una historia singular.

Dueño de cientos de negocios -hoteles, juegos, Miss Universo, edificios gigantes, autoría de libros, un gran reality en la TV, libros, equipos deportivos, etc-. Trump dio la sorpresa lanzándose contra México, al que calificó como el peor país del mundo y dijo que manda a Estados Unidos su mala gente.Como plan de gobierno anunció la construcción de un muro a todo lo largo de la frontera sur. ¿Financiado por él, como un buen millonario? No. Haciéndolo pagar al Gobierno mexicano, dijo sin vergüenza. Recibió duros ataques de voces procedentes de México y los Estados Unidos pero... en las primarias republicanas subió pronto hasta empatar con Jeb Bush. ¿Será candidato frente a doña Hillary? Podría suceder. Trump ofrece impulsar el sueño americano y tiene admiradores. Pero después del ataque a México sería una barbaridad.

jribadeneira@elcomercio.org