18 de April de 2010 00:00

Chang 101

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Gonzalo Maldonado Albán

Durante las últimas semanas, el nombre de un economista de la Universidad de Cambridge ha estado en labios de académicos locales y también de funcionarios del Gobierno, incluido el Presidente de la República.

Se trata del surcoreano Ha Joon Chang, que estuvo de paso por Ecuador para explicar sus ideas sobre desarrollo económico. ¿Cuáles son esas ideas que tanto interés despertaron en algunas autoridades del país? Las siguientes:

Chang está en contra de una apertura indiscriminada de la economía porque aquello pudiera atentar contra la buena salud del aparato productivo nacional. Para evitar aquello, este economista plantea una apertura comercial selectiva que permita a un país desarrollar una industria local sólida que produzca bienes de alto valor agregado.

¿Por qué bienes de alto valor agregado? Porque esos productos se venden caro en los mercados internacionales y porque en aquellas industrias no se compite -o se compite menos- con base en precios, que es la peor forma de competir en cualquier negocio.

Si para alcanzar el desarrollo hay que producir y exportar bienes de alto valor agregado, entonces un país debe entrar en sectores que tengan un elevado componente tecnológico, asegura Chang. Piensen, por ejemplo, en actividades productivas relacionadas con la nanotecnología, el genoma humano, la aeronáutica o el software de última generación.

Entrar en aquellas industrias altamente sofisticadas requiere de un esfuerzo concertado de muchas décadas entre el sector público y el privado, explica Chang. El primero, ofreciendo la infraestructura complementaria -carreteras, puertos, educación, etc.- que se requiere para emprender en semejantes iniciativas productivas y también asegurando un ambiente político y legal favorable para la inversión.

Por su parte, el sector privado no solo debe comprometerse a poner importantes sumas de su capital en actividades productivas que entrañen grandes riesgos, sino que debe desarrollar prácticas y procesos de innovación permanente que le permita estar en mercados altamente competidos.

¿Estamos como país apuntando hacia aquella ruta de desarrollo? Absolutamente no. Ni desde el sector privado y peor desde el Gobierno se ve una iniciativa para promover una estrategia de industrialización masiva como la que plantea el profesor Chang.

A pesar de que las propuestas de este académico de Cambridge no causan urticaria en las autoridades gubernamentales -porque cuestionan el libre comercio indiscriminado- nada se hace para intentar aplicar en Ecuador algunas de sus políticas de crecimiento.

Se continúa inhibiendo el rol productivo del sector privado por cuestiones ideológicas, sin entender la importancia que tiene a la hora de combatir la pobreza y las inequidades extremas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)