Marco Arauz

Allanamiento al humor

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
2 de February de 2014 00:03

Nos equivocamos quienes creímos que el poder iba a desistir de una sanción desmesurada tanto para el autor de una caricatura como para el medio que la publicó.

Se impuso finalmente una argumentación que evidencia cómo es posible demostrar lo indemostrable cuando se tiene la sartén por el mango, y se impuso un nuevo escarmiento a quienes todavía creemos que la libre expresión es un derecho humano universal.

En un proceso que penosamente sentará un precedente, se determinó que lo que 'Bonil' comunica en su caricatura publicada el 28 de diciembre del 2013 en El Universo 'está alejado de la realidad' y que 'la afirmación que emite al final de la misma -'Policía y Fiscalía allanan domicilio de Fernando Villavicencio y se llevan documentación de denuncias de corrupción' (el inciso es mío)- no fue debidamente verificada'. Por esta razón, el caricaturista deberá rectificar el texto.

En este punto, vale la pena preguntarse si las caricaturas editoriales y los productos humorísticos que publican los medios en manos del Gobierno cumplen, como pide la Superintendencia de la Información y Comunicación en este caso, los criterios de realidad y verificación. Para que no haya lugar a dudas, veamos si se cumplieron en el especial que publicó El Ciudadano por Inocentes, es decir, en las mismas fechas en las que se publicó la caricatura sancionada.

Lo que se puede observar es que dicha publicación acude, como sucede en este tipo de trabajos, a situaciones imaginarias. Con el antecedente del viernes último, ¿debemos esperar que se sancione a El Ciudadano? ¿Y debemos esperar que solo se publiquen, de aquí en adelante, caricaturas y productos humorísticos que no estén alejados de la realidad y cuyas afirmaciones estén debidamente verificadas? ¿En dónde queda el precepto de que la opinión, pues una caricatura lo es, está fuera de las consideraciones establecidas para los productos informativos? La opinión es una visión de la realidad, no es la realidad misma.

La resolución añade que 'se evidencia además que Diario El Universo no se abstuvo de tomar posición institucional sobre la inocencia de una de las personas involucradas en la referida investigación legal pues es responsable del contenido comunicacional que difunde'. Y se le aplica una sanción significativa para la economía de cualquier medio.

¿Bonil y El Universo atentaron contra la presunta inocencia de quién? Si es la de Fernando Villavicencio, es paradójico que él ya haya sido condenado por quien dio públicamente detalles sobre un operativo que era de particular competencia de una entidad que se supone autónoma, como la Fiscalía. Si se defiende la presunción de inocencia, tampoco es coherente que 'Bonil' haya sido declarado públicamente mentiroso y corrupto. El humor ha sufrido un allanamiento, pero es necesario perseverar.