María Cárdenas R.

¿Dónde están los agentes?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 21
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 41

Esto es un mensaje de Twitter, pero de más de 140 caracteres, por lo que refleja la verdad de una mejor manera. La pena es no poder adjuntar fotografías que serían, sin duda, ilustrativas. Como ciudadanos, la exasperación que llevamos por dentro hacia los agentes metropolitanos de tránsito es mayúscula. Me apenan, porque los botaron a las calles sin la capacitación suficiente y, aunque no fue esta administración, esta debería preocuparse por instruirlos rápidamente en lo que es el tránsito vehicular.

Los conductores están mal enseñados desde hace mucho tiempo a manejar sin respeto por la ley, dificultando la administración del tráfico o, quizá, excelente excusa; pero, por esta misma razón, la labor de los agentes se vuelve aún más necesaria.

Pero… ¿#dónde están los agentes? , ¿en qué planeta viven? De lo único que estoy segura es que viven dentro del mundo de sus celulares y, a veces, entretenidos entre sí, pues por esquina podemos llegar a contar hasta seis y sin sumar aquellos que caminan las veredas o parterres sin determinación alguna. Bailan al ritmo del ya famoso “clon del semáforo”, un extraño movimiento de brazo que, para preocupación de los médicos, pronto degenerará en algún mal crónico de codo y muñeca que solo copia el color de la luz. Si es verde, lo hacen a toda velocidad, mientras furtivamente miran hacia arriba alistándose para cambiar al repentino “stop” cuando este se pone en rojo. Ahí dan un cuarto de vuelta y comienza el frenético movimiento hacia el otro cruce de la calle. Esto acompañado –por si no lo han notado y aún no se vuelven locos- por su uso indiscriminado y contaminante de su silbato. Ellos no ven casi nada más que el cambio de la luz y basta. No ven los buses sin luces de freno, ni que utilizan los tres carriles en sus febriles carreras por recoger pasajeros y dejarlos en donde más les gusta, no en una parada de bus. Todo a vista y paciencia de los famosos agentes de tránsito. Por eso, me pregunto: ¿#dónde están los agentes? No olvidemos que estos transportistas públicos que, de seguros no tienen nada y de buen trato a sus usuarios conocen menos, son totalmente transparentes a los elevados agentes, concentrados en sus bailes, músicas, tratando de pitar tan fuerte como permiten sus pulmones.

La Agencia Metropolitana de Tránsito, AMT, en Twitter, no encontró nada mejor que tuitear lo que ellos piensan de sí mismos con una elegancia nunca antes vista, alabándose, ¡es gratis la propaganda! Lo hacen hasta en dos idiomas y no, no crean que el segundo es quichua, sino la traducción literal más pura al inglés. Dicen estar en sitios estratégicos -strategic sites- 24 horas, 365 días for your #seguridad vial. Disculpen, ya se me contagió hasta la confusión de idiomas. ¿Y la foto? Un agente, frente a un bus, sin GPS, ¿será sitio estratégico y hora pico? Y, por eso no se sabe dónde es y con los cachetes inflados, al punto de explotar, con el silbato entre los labios.

¿#dónde están los agentes, cuando se congestionan las vías?¿Por qué nunca hay uno solo cuando hay dos buses en fila parados en una no parada y los agentes les ven y no hacen nada? ¡Una respuesta por Twitter sentaría demaravilla!

mcardenas@elcomercio.org