Walter Spurrier

El ADN Huaorani

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0
4 de September de 2012 00:01

El presidente Correa anunció que denunciará ante tribunales internacionales que se extrajeron muestras de ADN del pueblo Huaorani. La ministra Espinoza agregó que la extracción de sangre la hizo en 1991, el Instituto Coriell con fines de investigación y potencialmente comerciales.

En un noticiero, un experto en mandil especuló que quizá en la sangre Huaorani buscan la cura del cáncer.

Hace ocho años Luca Cavali-Sforza publicó (en inglés) ‘La Historia y Geografía de los Genes Humanos’, obra dirigida a un público no especialista, en que resumió (en 413 páginas) los avances en las investigaciones sobre la relación entre los distintos pueblos del mundo. El estudio se basa en ADN extraído de sangre de poblaciones homogéneas. Las de los citadinos son de poco valor por ser una mezcla.

Se constató que la población de América de antes de la conquista tiene origen asiático. Eso no es novedad, pero cada vez se tiene mayores precisiones. No hubo una sola migración del Asia; los habitantes del norte, Inuit y otros, serían de una migración posterior de aquella que llegó a Sudamérica.

Los estudios genéticos se comparan y contrastan con las conclusiones de los lingüistas y paleontólogos. Una minoría de investigadores sostiene que los migrantes del Asia se encontraron con una población originaria de Europa afín a los vascos. Pero la migración asiática fue mucho más numerosa y solo quedan vestigios de la migración original.

Mientras más muestras se tenga, más precisa la información de la variedad genética de un pueblo.

Los Huaorani son una de las poblaciones del mundo que concita mayor interés, tanto por su aislamiento, como por ser el más violento de la humanidad (cuando no contactados): más de 60% de los Huaorani morían en combate.

En junio, Cardoso y coautores publicaron un artículo en que destacan que el pueblo Huaorani es genéticamente muy uniforme y distinto a la de pueblos vecinos “lo que habría sido condicionado por una severa deriva genética, resultado de acontecimientos fundacionales, aislamiento en el largo plazo, y una población tradicionalmente pequeña…. Los Huaorani constituyen un buen ejemplo de cómo la impresión genética puede reflejar las características etnopsicológicas y socioculturales de las poblaciones humanas”.

He expuesto sobre un tema de gran interés, aunque soy un lego. Pido anticipadamente disculpas a los expertos por cualquier error o imprecisión.

Hay pueblos que han enjuiciado a autoridades por el uso de la sangre, sobre todo porque los resultados científicos contradicen las tradiciones orales sobre su origen. Desconozco si en algún caso se aduzca beneficio económico o si Estados se hayan involucrado en el reclamo.

Que el Gobierno se asesore bien antes de iniciar una campaña contra ‘mercaderes de sangre’.