Jorge Ribadeneira

Los 80 años de Vargas Llosa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4

Por cierto, el gran novelista y Premio Nobel de Literatura peruano-español Mario Vargas Llosa es una figura mundial de las letras.

Pero un momento singular de su larga vida fue su enfrentamiento por la Presidencia del Perú, en 1990, con el peruano-japonés Alberto Fujimori.

El novelista superaba largamente a su poco conocido rival cuando, de pronto, la historia cambió de rumbo y el candidato derechista fue el gran perdedor.

¿Cómo así? La historia de su espectacular derrota consta en el interesante libro de su autoría El pez en el agua. Por cierto, Vargas Llosa terminó como enemigo de Fujimori. Y en 1993 -movido por esa circunstancia- adquirió también la nacionalidad española. 


El paso de los años no ha disminuido su rabia y hace cuatro años bregó para impedir que triunfara Keiko, la hija del odiado Alberto. Ahora también fustiga a Keiko, pero todo indica que ella va a ser la próxima gobernante del Perú aunque alguien se muera de las iras.


El joven Vargas Llosa, nacido en Arequipa 1936, comenzó llamando la atención en 1960 con La ciudad y los perros y luego con La casa verde y la ya más notable Conversación en la catedral (1964). Se dedicó a escribir sin tregua y cada vez con mayor calidad y más lectores, sumando una veintena de novelas.

Además, libros como La fiesta del chivo (1998), una singular descripción del perverso dictador dominicano Rafael Leonidas Trujillo, hasta su asesinato en 1961, luego de 30 años en el poder. 


La culminación de la entrega y cada vez mayor calidad fue la obtención del preciado Premio Nobel de Literatura en el 2010 y un reciente banquete en Madrid con 400 invitados, entre ellos muchos personajes, por la celebración de sus 80 años.


La trayectoria sentimental de Vargas Llosa también tiene visos de mininovela. Cuando apenas tenía 18 años se casó con su tía Julia Urquidi, quien le superaba con 15 años. Los dos trabajaban en una radio limeña. No faltaron los problemas y se produjo el divorcio. Vargas se atrevió a escribir La tía Julia y el escribidor.

Y algo interesante es que ella publicó una respuesta: Lo que Varguitas no contó.
Años más tarde, allá por 1966 , el novelista volvió al matrimonio. Esta vez con una prima guapa e inteligente, sobrina de la tía Julia Urquidi. Patricia Llosa se perfiló como la mujer de su vida. Cuando Vargas Llosa tuvo la satisfacción de ganar el Nobel de Literatura, un punto de relieve fue la contribución de su esposa para el éxito del escritor, por su apoyo humano y por la seriedad a la hora de las cuentas.

Además, por el aporte de tres buenos hijos.
 Mario, Patricia y más familiares celebraron los 50 años del matrimonio en Nueva York. Fue en junio del 2015 y luego Mario viajó a España. Días después, Patricia tuvo la sorpresa de ver muy juntos en la portada de la revista Hola nada menos que a su esposo y a la guapa filipina Isabel Preysler.

Ella, por cierto, estuvo en el banquete y ahora se habla del tercer matrimonio del escribidor y el reparto de sus millones. Colorín colorado, el cuento no está acabado.