Entre las razones por las que los perros se persiguen la cola están el juego, el aburrimiento y el estrés. Foto: Pixabay

Entre las razones por las que los perros se persiguen la cola están el juego, el aburrimiento y el estrés. Foto: Pixabay

Las razones por las que los perros se persiguen la cola

Redacción Narices Frías (I)
mascotas@elcomercio.com

Los perros están llenos de comportamientos y conductas curiosas y extrañas. Perseguirse la cola insistentemente, en principio, puede parecer inofensivo y hasta gracioso. Pero, estudiado más a profundidad, también puede ser señal de un trastorno obsesivo compulsivo

Una de las razones por las que 'Firulais' corre en círculos tratando de alcanzar su colaes por aburrimiento. Si tu mascota no sale a pasear o si no recibe suficiente atención buscará algo en qué ocuparse. Puede hacer travesuras en casa, pero también puede encontrar diversión en seguir su cola, según lo explica VCA Hospitals.

"Para los perros que no realizan suficiente actividad física, hay una solución simple para este problema. Si los dueños dedican más tiempo a ejercitar a sus mascotas, jugar a la pelota o salir a pasear con más frecuencia, el comportamiento cesará rápidamente", indica el portal especializado en salud animal. Pero es vital detener esta conducta antes de que se convierta en un problema mayor

La búsqueda de atención también puede motivar a que el animal continúe con este comportamiento. Si las personas que conviven con el perro se muestran emocionadas cuando se persigue la cola, es probable que el can continúe haciéndolo para atraer su atención y para agradar a sus dueño. La recomendación de PetMD, un sitio de cuidados veterinarios especializados, es redireccionar esa conducta en otras actividades para que no las repita. 

Las causas detrás de este problema también pueden ser médicas. Parásitos externos e insectos pueden provocar picazón. Entonces los animales intentarán morderse la cola para aliviar su malestar. Por ello, una buena alternativa es acudir al veterinario para un chequeo clínico tan pronto se presente la conducta. También se recomienda mantener un protocolo de desparasitación interna y externa periódico, según el médico veterinario Andrés Samaniego. 

Finalmente los trastornos obsesivos compulsivos están entre las razones más frecuentes por las que los perros se persiguen la cola.  "Pueden ser causados por estrés, conflictos, frustración e incluso por maltrato", asegura PetMD. Por ejemplo, cuando un can se siente estresado puede presentar un comportamiento -considerado normal- como morder un juguete. Si hacer esto alivia su frustración, el can lo hará nuevamente porque asociará su acción como un remedio para su estrés. 

Estar atentos a este tipo de comportamientos es clave. Un perro con un desorden compulsivo puede provocarse lesiones al morderse la cola. Por ello se recomienda observar constantemente y acudir a un veterinario especialista en comportamiento animal para solucionar el problema.