La sobrealimentación es una de las causas principales de sobrepeso en las mascotas. Foto: Pixabay

La sobrealimentación es una de las causas principales de sobrepeso en las mascotas. Foto: Pixabay

¿Cómo prevenir la obesidad en las mascotas?

Gabriela Castellanos
Redactora (I)

Dieta y ejercicio son la clave para prevenir la obesidad en las mascotas. La alimentación de perros y gatos se compone principalmente de proteína, pero también necesitan carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y otros nutrientes para mantener su organismo funcionando apropiadamente.

Sin embargo, el sobrepeso es cada vez más común en los consultorios veterinarios, cuenta Andrés Pavón, médico veterinario. En su consultorio, al sur de Quito, trata actualmente a cinco perros con sobrepeso. “La mayoría de veces es porque los dueños sobrealimentan a las mascotas”, explica.

En Estados Unidos, un estudio reciente mostró que el número de canes con sobrepeso en ese país aumentó en 158% y el de los gatos en 169%. Estas cifras revelan que la obesidad es el problema de salud más común en las mascotas de EE.UU.

La recomendación es seguir los lineamientos de los empaques de balanceado. Estas tablas indican, en base a los componentes de esa marca, la cantidad apropiada. Otra forma de saber cuánto deben comer es basarse en el peso ideal de cada mascota.

Según la Asociación para la Prevención de la Obesidad de las Mascotas, los animales de compañía deben comer entre el 2% y 3% de su peso al día. Esto también dependerá del nivel de actividad de cada individuo. Un perro muy activo puede comer un poco más.

Además de la dieta balanceada, es importante que todos los perros y gatos tengan una rutina de actividad física. Un animal de compañía debe caminar entre 30 minutos a dos horas al día. Esto, además de mejorar su salud, libera su energía y les ayuda a manejar el estrés y la ansiedad.

También hay que evitar el exceso de golosinas o ‘treats’. Estas galletas o huesitos no sustituyen a la alimentación balanceada y contienen calorías adicionales. Los perros y gatos deberían comer un máximo de tres al día para evitar el aumento de peso, según PetMD, un portal de medicina veterinaria.