Las mascotas y sus dueños tienen acceso a todas las áreas del complejo turístico con el pago de la entrada. Fotos: Diego Pallero / Narices Frías

La Mitad del Mundo se une a la tendencia 'pet friendly'

Gabriela Castellanos
Redactora (I)
mgcastellanos@elcomercio.com

El sitio turístico más visitado en el Ecuador continental hizo reformas a su estructura, a sus atracciones, sus museos y a sus políticas de admisión. Desde el 2016, la Ciudad Mitad del Mundo se volvió ‘pet friendly’, aunque esta característica apenas se conoce.

No hay restricciones. Los visitantes pueden acceder libremente a todas las zonas del complejo con el pago de su entrada de USD 5. Así, no es extraño encontrar perros acompañando a sus dueños en los recorridos guiados por las plazas, zonas comerciales, los 12 museos de la ciudad y también en la capilla recientemente renovada.

Mientras los guías realizan las exposiciones en la exhibición de viviendas ancestrales, las mascotas caminan por las casa olfateando las piezas ancestrales y otros permanecen acostados junto a sus dueños.

Narcisa Solano y su perro Kenai realizaron un recorrido por la Ciudad Mitad del Mundo. Desde el 2016 este sitio turístico admite el ingreso de mascotas. Foto: Diego Pallero / Narices Frías

Narcisa Solano y su perro Kenai realizaron un recorrido por la Ciudad Mitad del Mundo. Desde el 2016 este sitio turístico admite el ingreso de mascotas. Foto: Diego Pallero / Narices Frías


Luego se puede seguir el recorrido por la Plaza del Cacao, una muestra que busca rescatar la producción del cacao de fino aroma. La Ciudad Mitad del Mundo lanzó recientemente su propia marca de chocolate y productos derivados del cacao para promocionarse entre los turistas nacionales.

Las reglas para ingresar son las mismas que aplican a cualquier espacio público de la capital. Es necesario que las mascotas utilicen collar y correa en todo momento y es importante que los dueños lleven bolsas plásticas para recoger sus desechos. También se recomienda llevar agua y alimento en caso de ser necesario.

Marcela Costales Peñaherrera, viceprefecta de Pichincha y presidenta del Directorio de la Empresa Pública (EP) de Turismo Ciudad Mitad del Mundo, reconoce que se vio una necesidad de innovar.

“Las mascotas deben tener espacios de esparcimiento”, cuenta. “Dejar ingresar a las mascotas es parte de hacer a la Mitad del Mundo más amigable con toda la familia”, agrega. Cada año llegan 825 000 turistas al sitio. De ellos, el 35% asiste con sus familias, según información de la EP.

También se puede acceder al monumento con las debidas precauciones. Al guardar piezas arqueológicas valiosas, se recomienda a los dueños tener cuidado con las mascotas y evitar ingresar con animales muy ansiosos, para que no ocurran accidentes.

La ciudad también adoptó varios animales. Hoy en día viven cerca de 24 perros dentro del complejo. Muchos fueron abandonados y otros llegaron de los alrededores. “Los artesanos y las personas que atienden en los locales los cuidan, les dan de comer y muchos se los llevan a sus ­casas en la noche”, explica Katherine Tituaña, guía de la Mitad del Mundo.

Por ello se han realizado festivales y ferias de tenencia responsable de mascotas por dos años consecutivos. En ellos participan fundaciones y organizaciones sociales de rescate animal de Quito.