La perrita fue rescatada de una quebrada ubicada en Nayón

La perrita fue rescatada de una quebrada ubicada en Nayón. Foto: Twitter COE Quito

‘Chuqui’ se aferró a la vida luego de ser lanzada a una quebrada

Santiago Sarango (I)

Desde el 31 de diciembre de 2016, un animal estuvo aullando en la quebrada Cuatalo, en Nayón. Se trataba de Chuqui, una perrita mestiza que fue rescatada del lugar este martes 3 de enero por miembros de la Policía Metropolitana. 

Fernanda Morán, una moradora del barrio San Pedro del Valle fue quien contactó a las autoridades para ayudar al can. “Ayer (lunes 2 de enero) un vecino me contó que una perrita aullaba y aullaba en la quebrada, desde el 31 de diciembre. Al enterarme decidí ir al lugar, pero no pude acceder por  lo inhóspito de la quebrada. Ya era tarde cuando recibí el aviso y no se veía nada. Lo único que pude hacer fue lanzarle comida, esperando que la encuentre en medio de la noche”, agrega.


La mañana de este 3 de enero, Morán volvió el sitio nuevamente y la perrita seguía aullando. Fue entonces cuando decidió ponerse en contacto con el Centro de Operaciones de Emergencia Metropolitano (COE-Metropolitano). Al recibir la llamada, el COE activó el plan Quito Listo, que consiste, entre otras cosas, en el rescate de animales en riesgo.

Christian Rivera, director del COE-Metropolitano, comentó que el animal se encontraba a 50 metros de la superficie. El equipo empezó las actividades de rescate a las 16:00, y, luego dos horas, la perrita fue liberada.

Es la primera vez que un can es lanzado a la quebrada

Cerca de dos horas duró el rescate de Chuqui. Foto: Twitter COE Quito


Una vez con ‘Chuqui’ a salvo, los agentes de la Policía Metropolitana  la trasladaron  para que reciba atención veterinaria. Según Rivera, la mascota presenta una posible lesión abdominal, que pudo originarse al momento de su caída o por los días sin comer, y que debe ser descartada tras lo chequeos respectivos.

Si las evaluaciones de salud del animal son positivas, Chuqui, que fue bautizada con el apellido de su rescatista, estará lista para adopción