Canuto llegó a un edificio del norte de Quito y se ganó el cariño de los moradores. Tendría menos de un año y necesita un hogar. Foto: Cortesía Carolina Vega

Canuto llegó a un edificio del norte de Quito y se ganó el cariño de los moradores. Tendría menos de un año y necesita un hogar. Foto: Cortesía Carolina Vega

Canuto es un amigo fiel que busca un hogar

Santiago Sarango
Redactor (I)

Canuto, un perro mestizo de menos de un año de edad, llegó al edificio donde vive Margarita , por el sector Bellavista, al norte de Quito, hace un mes. Se quedó parado cerca de la entrada de la portería y no se volvió a ir.

Los vecinos pensaron que se marcharía con el pasar de los días, pero su cariño y docilidad hicieron que se gane la confianza de los moradores y en especial de la familia de Margarita que ahora buscan la forma de encontrarle un hogar donde puedan acogerlo como se merece.

La mujer recuerda que cuando lo vio por primera vez, el can estaba bastante asustado y con leves señales de desnutrición. El portero le brindó alimento y lo cuidó desde el primer día. “Es muy dulce, obediente y dócil. En verdad es un perrito que enamora”, agrega Margarita.

Con sus colores blanco y café, y de tamaño pequeño, Canuto logró llamar la atención de las personas que lo veían constantemente en la entrada. Así fue como Margarita lo conoció. Ella salía con su perro a pasear y lo observó parado en el lugar. “Muchas mascotas vienen por el sector, pero Canuto es el primero que se mantuvo en lugar y se quedó”, sostiene.

El can actualmente duerme en la garaje del edificio. Es muy dócil y atento con las personas que lo tratan. Foto: Cortesía Carolina Vega

El can actualmente duerme en la garaje del edificio. Es muy dócil y atento con las personas que lo tratan. Foto: Cortesía Carolina Vega


Al constatar que el peludo no tenía intenciones de marcharse, la mujer se organizó con los demás vecinos para colaborar en su manutención. El portero es el responsable de sus cuidados. Por ahora, Canuto duerme en el garaje pero para ella es hora de que encuentre un hogar definitivo.

“No ensucia nada dentro del edificio. Sale a dar paseos con otros mascotas o solo, pero es capaz de volver de nuevo al sitio. Es muy inteligente y conoce bien hasta dónde debe llegar y dónde permanecer”, agrega Margarita.

El último chequeo veterinario que recibió Canuto evidenció que tendría varias vacunas retrasadas. Una de las vecinas del edificio se comprometió llevar a la mascota para que reciba las medicaciones pertinentes.

Espinosa publicó en Facebook el caso de Canuto para tratar de encontrar a sus dueños, pero nadie se ha interesado por él. Por tanto, se decidió que el perrito lleve un collar con una placa que contenga el nombre del can y los contactos de Margarita y el portero, por si alguien lo reconoce.

Para la mujer, el peludo se ha caracterizado por ser bueno con los niños y ser juguetón. Amable con las personas del lugar y con una energía que lo vuelven ideal para una familia. Su firmeza en no abandonar en lugar, según Margarita, es una muestra de su fidelidad y amor.

Con su carácter dócil, Canuto te robará el corazón. Él está listo para ser parte de una nueva familia. Si estás interesado en darle una oportunidad puedes comunicarte con Margarita al teléfono 0984582650 o enviarnos un mensaje al correo mascotas@elcomercio.com