Proceso de desarme de la tuneladora La Guaragua en el parque El Arbolito

Una a una, las miles de piezas que conformaron y que le dieron la fuerza para romper capas de cemento y piedra a la tuneladora, empezaron a retirarse. De La Guaragua, la enorme serpiente de metal de 110 m de largo y 1 536 toneladas que perforó Quito, queda casi nada.

Suplementos digitales