3 de mayo de 2019 13:37

Sofía Sisniega se desnuda por el bien animal

La actriz mexicana Sofía Sisniega posa desnuda para una campaña. Foto captura PETA.

La actriz mexicana Sofía Sisniega posa desnuda para una campaña. Foto captura PETA.

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La actriz mexicana Sofía Sisniega conocida por su papel en la famosa serie El Club de Cuervo que se lo trasmitió por la plataforma de Netflix, posó desnuda para una campaña en contra de la crueldad que sufren los animales.

Sisniega es muy activa para defender los derechos de los animales. En esta oportunidad realizó una campaña ‘la verdad al desnudo’ junto con la organización Personas por el Trato Ético de los Animales – PETA. El objetivo es visibilizar el maltrato que sufren las ovejas al desprender la lana de su cuerpo.

El llamado de atención al mundo comenzó con una protesta y con la inauguración de un anunció que se lo realizó en Cuidad de México que lo acompaña una grabación se la presentó como denuncia en donde la actriz explica cómo es el trato que da a estos animales, “son rutinariamente mutilados y lastimados dejando al descubierto heridas grandes y ensangrentadas realizadas por los trabajadores de la industria de la lana”.

PETA, desde el 2014, ha publicado 11 denuncias de 99 establecimientos de esquila, en cuatro continentes en donde revelan abusos constantes e inhumanos. Un país que se evidencia es Australia que es el mayor exportador mundial y en estos lugares realizan crueles maltratos a las ovejas sin un mínimo de conciencia que gritan, sufre y no hacen nada para que se encuentren bien. Cuando se expuso el primer caso funcionarios australianos prometieron ponerle fin a estos abusos y no se lo han realizado por completo.

Uno de los problemas centrales que destaca esta organización es que a los esquiladores les pagan por volumen y no por hora, es por eso que pierden la paciencia ante las pequeñas. Además, descargan su frustración en ellas que está aterradas y que luchan por su vida, dándoles puñetazos, pateándolas y arrojándolas contra el piso. Asimismo, estos trabajadores lo hacen tan rápido que les cortan o arrancan pedazos de piel a las ovejas, dejándolas con grandes heridas que luego son cosidas sin analgésicos.

Una de las conclusiones de esta campaña es que los compradores siempre lean las etiquetas de las cobijas, suéteres y otros artículos antes de comprarlo y buscar en opciones que brinden calidad y comodidad pero que sea fabricados con materiales veganos como el bambú, cáñamo, model y rayón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)