Biden asegura que México es el amigo ‘más cerc…
Metro de Quito ha tenido cinco gerentes en esta Alcaldía
Gobierno empezó diálogos legislativos para su ley
USD 8 millones de pérdidas debido a fallas del Coca Codo
Una pareja y sus 10 perros migraron desde Colombia
El Estado redujo aportes económicos a la Flacso y Un…
Brasil dice que Mercosur se ‘modernizará’…
Joe Biden recibe la tercera dosis de la vacuna de Pfizer

¿Qué cambios trae la reforma a la Ley de Educación?

El BGU es el período de estudios en el que se obtiene el grado de bachiller. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El BGU es el período de estudios en el que se obtiene el grado de bachiller. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El BGU es el período de estudios en el que se obtiene el grado de bachiller. Foto: Archivo / EL COMERCIO

¿Desaparecerá el Bachillerato General Unificado (BGU) y otra vez en la secundaria habrá que escoger entre seguir Físico, Químico o Sociales? No. La reforma a la Ley Orgánica de Educación Intercultural Bilingüe (LOEI), que pasó el segundo debate, ayer, martes 9 de marzo del 2021, no señala eso.

Silvia Salgado, asambleísta que integra la mesa a cargo del tema, respondió que proponen una flexibilización de los tipos de bachillerato. No eliminar el BGU, que rige desde el ciclo lectivo 2011- 2012, a raíz de la aprobación de la LOEI, hace ya 10 años.

El BGU es el período de estudios en el que se obtiene el grado de bachiller; se imparte regularmente desde los 15 años, luego de pasar por la Educación General Básica.

Según Salgado esperan que se desarrolle un análisis, encabezado por un ente técnico, que revise la carga horaria y el pénsum académico. Y que en el reglamento de la LOEI se especifique, por ejemplo, que en el último año de estudios, tercero de bachillerato, los alumnos que se inclinan por estudiar una ingeniería en la universidad, reciban más horas de matemáticas. Para ello, dijo, debe haber un papel más fuerte del orientador vocacional.

Otra de las reformas tiene que ver con el papel de los Departamentos de Consejería Estudiantil (DECE). Deben trabajar en prevención, garantía de derechos. “Tenemos 3 000 profesionales de psicología y trabajo social para 4,4 millones de alumnos y no es suficiente”, le preocupa a Salgado.

“Queremos que las escuelas sean sitios seguros y que se adopte una política de garantía de derechos frente a los riesgos psicosociales del mundo contemporáneo, hablemos drogadicción, acoso, abuso sexual, violencia, embarazo precoz, trata de personas. Inclusive adicción al mundo digital. Eso exige que el Estado implemente un sistema de protección en las instituciones educativas y que conecte con un sistema estatal. Se ha comprobado que las unidades no son el centro de la violencia, es la sociedad, la familia, pero hace falta cuidar a los alumnos. Y las consejerías estudiantiles deberían tener personal especializado, que no deriven casos a otra parte, que solo denuncie. Deben trabajar en prevención protección de derechos, orientación vocacional y acompañamiento al proyecto de vida”.

La reforma también trae un nuevo escalafón docente. Quien ingresa al magisterio ganará 2,5 salarios básicos unificados, es decir una base de USD 1 000 (ahora son más de USD 800). A partir de eso hay 10 categorías. Salgado señala que el Ministerio de Finanzas debe garantizar recursos para recategorización docente. “Esto quedará en manos del presidente Lenín Moreno, pesa el escalafón y el tema de eliminar la edad en la jubilación para el maestro. Pasan por una decisión política, el Ejecutivo hará un recorrido presupuestario de lo que implica la reforma. Que devuelvan el presupuesto recortado de más de USD 1 000 millones para evitar la deserción escolar, mejorar la infraestructura, capacitación docente”.

Otro punto tiene que ver con la separación del examen de grado del filtro para acceder a un cupo en la universidad. Eso ya ocurre desde abril del 2020. Existe un Examen de Acceso a la Educación Superior (EAES), manejado por Ineval y Senescyt.

Suplementos digitales